Biosfera Plaza apuesta por el arte

20/05/2019

El centro comercial de referencia en Tías estrena un mural del pintor Ione Domínguez, de 8 metros de alto y 3 de ancho, que se suma a obras de Nicolás Laiz Placeres y Daniel Jordán

El artista tinerfeño Ione Domínguez es el autor de Descansando entre arena y sueño, una intervención artística de grandes dimensiones ubicada en el Centro Comercial Biosfera Plaza de Puerto del Carmen que ha sido inaugurada días atrás. Se trata de un mural de 8 metros de alto por 3 de ancho, en las escaleras interiores del edificio, en el que el joven pintor tinerfeño de 27 años recurre a vivos colores azules, verdes y amarillos, con referencias al mar, a la luz y al ambiente turístico de la isla, que contribuyen a dar colorido y a embellecer el edificio.

El artista, graduado en Bachillerato de Arte por la Escuela de Arte Fernando Estévez y en Diseño por la Facultad de Bellas Artes, y que pese a su juventud ya ha realizado murales y participado en festivales en países como Argentina, Brasil, Uruguay, Inglaterra o Portugal, así como en ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Granada o Santa Cruz de Tenerife, es la última adquisición plástica que el Centro Comercial Biosfera Plaza hace, dentro de su apuesta por adquirir obras de artistas canarios con gran potencial.

En cuanto al mural en sí, cabe resaltar que ha sido pintado a base de spray y pintura plástica, denotando esa fascinación por el mundo del graffiti y las intervenciones urbanas que el autor tiene. El propio artista, que pese a tener antecedentes familiares en Lanzarote (su bisabuela es originaria de Haría) no conocía la isla, y en los días que pasó trabajando en el mural tuvo ocasión de visitarla, aclara sobre su estancia que conocer Lanzarote le ha supuesto «una fuente de inspiración en cuanto a la luz, el color y he podido incorporar la parte del imaginario canario que me faltaba para dar rienda suelta a la plasticidad».

El Biosfera Plaza también exhibe la instalación de cactus Jardín I del lanzaroteño Nicolás Laiz Placeres, que se han convertido ya en una seña de identidad del centro comercial y la instalación de Bancos de camello del también lanzaroteño Daniel Jordán, ubicados en una de las terrazas de la cuarta planta, perfectos para contemplen el atardecer.

Se prevén más incorporaciones.