Abandonó a su perra en Garafía y murió envenenada

10/01/2020

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Caldera de Taburiente han instruido diligencias en las que investigan a un hombre de 39 años, vecino del municipio de El Paso, como presunto autor de un delito relativo a la protección de animales domésticos por el abandono de una perra que murió.

El servicio se originó tras la denuncia presentada en el puesto de la Guardia Civil de Tijarafe por una asociación para la protección de los animales.

La asociación denunció el hallazgo de una perra de raza podenco canario que se encontraba vagando por los montes de Garafía, comunicando que aunque no dejaba que nadie la cogiera, había sido alimentada y cuidada por la propia asociación, hasta que finalmente apareció muerta por envenenamiento.

Durante la investigación, los agentes del Seprona consiguieron localizar al propietario del animal y, tras las averiguaciones convenientes, procedieron a instruir diligencias en las que se le acusa de un delito relativo a la protección de la Flora y Fauna y Animales domésticos previsto en el artículo 337 bis del Código Penal.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Guardia de Los Llanos de Aridane.