Tunte celebra la procesión de San Bartolomé pese a estar suspendida

26/08/2019

Los sacerdotes respondiendo a la voluntad de los feligreses hicieron caso omiso al bando de la Alcaldía de San Bartolomé de Tirajana, que solo autorizaba la misa, y sacaron al patrono a la calle

Misa y también procesión. Los vecinos de Tunte decidieron celebrar la festividad de San Bartolomé, el copatrono del municipio, pese al bando de la Alcaldía de San Bartolomé de Tirajana mediante el que se acordó la suspensión de los actos festivos y callejeros, no así la misa.

El pacto cuatripartito que gobierna en el municipio sureño (PSOE, NC, CC y Cs) valoró las actividades organizadas por la parroquia y, en este sentido, la misma permaneció abierta para los cultos religiosos y la misa solemne, señala el bando.

No se autorizó la tradicional fiesta del carbonero, y el uso de elementos pirotécnicos. El argumento utilizado fue que «esta medida se adopta debido al previsible aumento de las temperaturas en toda la Isla y, de forma especial, en la Caldera de Tirajana, donde existe un gran riesgo de incendio que se podría incrementar debido al calor que suele reinar por esta época en la zona». También se amparó el grupo de gobierno «en el hecho constatado de que todavía las zonas limítrofes presentan un terreno aún caldeado con zonas calientes, que podría favorecer la proliferación de incendios».

Los miembros de la comisión de fiestas se reunieron el viernes por la noche en la plaza del Ayuntamiento y dieron cuenta de la suspensión de las actividades lúdicas, criticando que se haya decidido sin consultarlos, todo lo cual ha generado un marcado malestar entre la población de Tunte. Muchos los consideraron «un despropósito» ya que, aseguran, «se hizo antes de que el Gobierno de Canarias diera a conocer la declaración de situación de alerta por riesgo de incendios forestales».

A la misa y procesión celebrada el pasado sábado acudieron cuatro ediles del grupo de gobierno y concejales de la oposición, así como los consejeros del Cabildo, Marco Aurelio Pérez y José Miguel Bravo de Laguna.

Al finalizar la misa, y pese al intento de la Policía Local de prohibir la salida de San Bartolomé en procesión, para dar cumplimiento al bando de Alcaldía, el párroco Armando Ladeiro y el sacerdote Vicente Santana les expresaron a los agentes que los vecinos habían solicitado a la parroquia la celebración de los actos religiosos y que ellos como ministros sacerdotales tenían que estar al lado del pueblo.

Así, con un amplio número de vecinos acompañando al santo, se celebró la procesión de San Bartolomé entre vítores de los vecinos, que impusieron su voluntad contra la decisión de suspensión del bando de Alcaldía.