Tragsa asume la gestión de los centros para conocer Risco Caído

05/06/2019

El Cabildo contrata la apertura diaria de las instalaciones del Roque Bentayga, Artenara y casco de Tejeda vinculadas al Paisaje Cultural que en julio será declarado Patrimonio de la Humanidad.

El Cabildo ha encargado a Tragsa la gestión de los centros de interpretación de Risco Caído, en el casco de Artenara, y del Roque Bentayga, a los pies de esa fortaleza pétrea, así como el del punto de información del Paisaje Cultural Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña, que a principios de julio será declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, previsto en el antiguo Museo de las Tradiciones de Tejeda.

La gestión de estos tres centros por parte de Tragsa tiene como fecha de vencimiento el 31 de diciembre, momento a partir del cual su funcionamiento quedará en manos de la Fundación Risco Caído, que está aún en fase de gestación, según informó el consejero en funciones de Patrimonio Histórico del Cabildo, Carlos Ruiz.

Por un presupuesto de 211.000 euros, Tragsa se compromete a garantizar al apertura al público de los tres centros, hoy inoperativos, durante los siete días de la semana y al menos siete horas por jornada, así como a identificar al personal con logos y anagramas de Risco Caído y a facilitar al Cabildo todos los datos, incidencias e información que le requiera.

Ruiz mantuvo que después de permanecer varios meses cerrado, el centro de interpretación del Roque Bentayga reabrirá de nuevo al público la próxima semana y aseguró que el centro de interpretación de Risco Caído lo hará en un plazo de 15 a 20 días, una vez acabadas las obras de remate. Entrará en servicio sin la réplica exacta y a tamaño real de la cueva número 6 del conjunto arqueológico de Risco Caído, la estrella de la candidatura a Patrimonio Mundial, que sigue en confección y tardará varios meses en instalarse.

Sobre la creación de un punto de información en el casco de Tejeda, Ruiz no se atrevió a concretar plazos y solo indicó que estará terminado dentro de «un par de meses». Al respecto, aclaró que el objetivo del Cabildo es situar en el antiguo Museo de las Tradiciones la sede de la Fundación Risco Caído y un punto de información.

El acuerdo con Tragsa obliga a esta empresa pública del Gobierno estatal a contar con dos trabajadores simultáneos en el centro de interpretación de Risco Caído y con uno en los otros dos centros.

Centro de visitantes

La previsión de habilitar también en las cumbres un nuevo centro de visitantes a Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria continúa en estudio, agregó Ruiz.

El Cabildo, indicó, solicitó en su día a los consistorios de Artenara y Tejeda una lista de propiedades municipales disponibles, pero no ha tomado todavía una decisión. La consulta no fue extensiva a los ayuntamientos de Gáldar y Agaete.