Una sentencia obliga a cambiar de empresa en el servicio de la basura

12/06/2019

FCC dejará la concesión a Sufi-Santana Cazorla. La ventaja es que con la medida cobra vigencia el contrato de 2008, libre de los recortes en personal y maquinaria del plan de ajuste de 2012

Al gobierno que surja de la toma de posesión de la nueva corporación el próximo sábado ya le han marcado tarea. Deberá tramitar el cumplimiento de una sentencia que implicará cambiar a la concesionaria del servicio de la basura. FCC deberá traspasar personal y maquinaria a la UTE Sufi-Santana Cazorla. Así lo anunció ayer la alcaldesa en funciones, Carmen Hernández, quien, no obstante, también advirtió de que esta exigencia conlleva una ventaja para la ciudad. Los informes jurídicos encargados al efecto apuntan que ahora el reloj se pone a cero y que cobra vigencia el contrato tal y como se firmó en 2008. ¿Y eso qué quiere decir? Que tendrá que dotar al servicio del personal y la maquinaria anterior a los recortes que impuso el plan de ajuste que aprobó Telde en 2012. De entrada, ganará los 37 trabajadores despedidos por un ERE y una barredora y dos baldeadoras y numeroso utillaje que estos años estuvo sin uso. Pero también costará más caro. Habrá que hacer una modificación de crédito para habilitar los 7,4 millones al año del contrato.

Hernández explicó que el nuevo gobierno no dispondrá de mucho tiempo. Los servicios jurídicos de la UTE se han reunido dos veces con el Ayuntamiento y han advertido de que no están dispuestos a esperar mucho. Como máximo, hasta septiembre. Y la aún alcaldesa hace otra advertencia. Los informes de los letrados consultados descartan que, sobre el papel y a día de hoy, ninguna de las dos empresas afectadas tiene derecho a indemnización. De hecho, a Santana Cazorla ya se le desestimó una petición de 14 millones en primera instancia el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 de Las Palmas en enero de 2018. «Ahora bien, para evitar ese riesgo hay que hilar muy fino en el expediente del traspaso y amarrarlo todo, un simple error formal puede traer consecuencias».

La culminación de este traspaso podría dar carpetazo a un proceso que se inició en verano de 2008. El Ayuntamiento le adjudicó mediante decreto el servicio de la recogida de la basura y de la limpieza viaria a Sufi-Santana Cazorla, pero como entremedias aquel gobierno de NC y PSOE le aplicó una sanción a Santana Cazorla que la inhabilitaba para firmar cualquier contrato con el consistorio teldense durante 5 años, anuló aquel primer decreto y firmó otro en el que otorgaba el servicio al que quedó segundo en el concurso, FCC. La UTE inició un procedimiento judicial en el que le acabaron dando la razón en una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 dictada en octubre de 2014. Según Hernández, en 2015 adquirió firmeza. El Ayuntamiento ha planteado hasta dos incidentes de sentencia al juzgado alegando la imposibilidad de cumplirla, pero se los rechazaron. Y en diciembre de 2018 les llegó un requerimiento para que llevaran «a puro y debido término el fallo», que es justo lo que se pretende ahora.

  • 1

    ¿Está de acuerdo con las subidas de sueldos que alcaldes y concejales aprueban en los nuevos ayuntamientos?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados