Un acusado recusa al juez Alba como ponente del Faycán

    Cargando reproductor ...
30/09/2017

Uno de los acusados en el caso Faycán ha presentado a la Audiencia de Las Palmas un escrito de recusación al magistrado Salvador Alba al entender que su imparcialidad queda en tela de juicio por «enemistad manifiesta» con su letrado Sergio Armario. Hasta que no se resuelva esta solicitud, Alba no podrá mover un papel del Faycán. Anoche debutó en público como cantante en un bar de Salinetas, como muestra el video adjunto.

El incidente de recusación acaba de entrar en la Sala. Fue registrado este mismo viernes, apenas unos días antes del inicio de la vista, fijada para el próximo octubre tras 12 años de instrucción y 11 desde que saliera a la luz la operación que en 2006 descubrió una supuesta trama para el cobro de comisiones ilegales en el Ayuntamiento. Así las cosas, si la Sala no lo resuelve antes, puede contribuir a retrasar otra vez el juicio pues a partir de ahora el magistrado, de facto, queda apartado de la causa. El caso Faycán sienta en el banquillo a 29 imputados y tiene previstas 42 sesiones.

Esta solicitud la presentó Ángel Omar Suárez Suárez, uno de los empresarios acusados, para el que el fiscal reclama varios años de pena y que ha contratado como abogado a Sergio Armario Hernández. Suárez formula el incidente de recusación alegando «la enemistad manifiesta, pública y notoria que existe» entre su letrado y el magistrado Salvador Alba Mesa, que además ejercerá de ponente en esta vista oral. Con el fin de acreditar esa causa para la recusación, la representación de Suárez aportó a la Sala los autos de las diligencias previas del Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria que se incoaron a raíz de la denuncia que Alba interpuso contra el empresario Miguel Ángel Ramírez y contra Armario.

Además, y como prueba también de esa enemistad, el acusado advierte de que durante la tramitación de esas diligencias el juez Alba aportó una grabación realizada, entre otros, a su abogado, a Armario, «en el curso de un encuentro personal y cuyo contenido versaba exclusivamente sobre la esfera personal» de Armario.

Para abundar en su razonamiento, y aunque entiende que esa enemistad no es una «causa legalmente prevista» de recusación al no ser Armario parte del proceso, sino un operador jurídico, sí la ve justificada en este caso al apuntar que en un incidente anterior el propio Alba admitió el 24 de julio de 2017 que encontrarse con este abogado en Sala podía sembrar dudas sobre su propia imparcialidad.