Telde

Servicios Sociales logra el aprobado inicial de su nueva ordenanza

02/06/2020

El documento incorpora mejoras importantes como la ampliación de los límites exigidos para acceder a varias ayudas -que también aumentan- y así poder llegar a un mayor número de familias.

Telde está cada vez más cerca de aumentar su implicación con los vecinos en situación de riesgo. El pleno de la pasada semana aprobó inicialmente la nueva ordenanza municipal de prestaciones económicas de Servicios Sociales, un documento que permitirá al Ayuntamiento dar apoyo a más familias vulnerables del municipio e incorporar nuevas ayudas que otorguen una respuesta real a las necesidades de la ciudadanía. El concejal de Servicios Sociales, Diego Ojeda, recordó que esta ordenanza será el eje que articule las ayudas y servicios que se ofrecerá a la ciudadanía, e incorpora importantes mejoras para brindar una atención adecuada y ágil a la población más vulnerable de la ciudad. «Se trata de un texto muy participativo, ya que ha sido enriquecido y apoyado por numerosas entidades sociales, colegios oficiales y formaciones políticas», amplía el edil.

Entre las mejoras más importantes añadidas a la nueva ordenanza destaca que Servicios Sociales amplía los límites que se exigen para acceder a varias ayudas -que también se incrementan-, para que más familias puedan acogerse a las mismas. Además, establece que las prestaciones dependerán del salario mínimo profesional y no del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem).

Las prestaciones de Servicios Sociales tienen como meta cubrir las necesidades básicas como la alimentación, la vestimenta, la higiene y el aseo personal, los suministros energéticos y el alojamiento; la habitabilidad de la vivienda (adaptación funcional, eliminación de barreras arquitectónicas, mobiliario, electrodomésticos, menaje, ropa del hogar y pintura); acceso a la salud y el bienestar (tratamientos, órtesis, prótesis y gastos farmacéuticos); el acceso a la educación (acceso a procesos formativos, libros, material escolar, matrícula, transporte y comedor); el acceso al empleo; movilidad; y el acceso a la participación social, entre otras.

Además, estas prestaciones económicas permitirán apoyar procesos de intervención desde una perspectiva de género, orientados a superar situaciones de desventaja social, en especial en aquellas unidades familiares con menores, personas con discapacidad o dependencia, o víctimas de violencia de género. Así como atender a las situaciones sobrevenidas o imprevistas que produzcan desequilibrios socioeconómicos en la familia.

Intervención social

Por otro lado, con la entrada en vigor de esta nueva ordenanza, el Ayuntamiento ofrecerá una ayuda especial de seis meses que llevará aparejado un proyecto de intervención social individualizado que incluye, entre otras acciones, el acompañamiento profesional de la persona beneficiaria en el proceso de reinserción sociolaboral. También se contemplan ayudas para el alquiler o alojamiento para las situaciones de emergencia habitacional.

La nueva ordenanza permanecerá ahora en exposición pública durante 30 días naturales antes de ser aprobada definitivamente en sesión plenaria. Por su parte, Ojeda agradece el esfuerzo realizado por el personal de Servicios Sociales en la elaboración de este documento, así como por la dedicación y compromiso mostrado durante estos meses en los que se ha multiplicado de forma considerable el volumen de trabajo debido a la pandemia.