Podemos no ve «ético» que el pacto se quite el recorte salarial

22/06/2019

El alcalde decreta el nombramiento de 19 de los 25 asesores contemplados en el presupuesto. Seis son secretarios políticos. Los dos partidos del grupo mixto tendrán derecho a uno a tiempo completo

El Ayuntamiento aprobó este viernes en un pleno extraordinario y urgente las nuevas retribuciones de los concejales con dedicación exclusiva en el gobierno, la oposición y los cargos de confianza, que incluyen a asesores y secretarios políticos, sin aplicarse la bajada del 20% en los salarios que aprobó para estos mismos puestos el ejecutivo anterior. El punto salió con los votos a favor de los partidos en el gobierno, que son NC, Juntos por Telde (CC, CCD y Unidos) y Más por Telde, más el PP. Se abstuvieron PSOE y Ciuca y solo votaron en contra las dos representantes de Unidas Podemos-IU-Equo, que afearon al ejecutivo que preside Héctor Suárez que se quiten aquel recorte salarial. Su portavoz, Esther González, pidió que se mantengan los sueldos del mandato anterior. «No nos parece lógico, ni justo ni ético que los sueldos de ustedes vuelvan a ser los de 2007 y los impuestos que se cobran a los ciudadanos, no».

Hay que recordar que una de las principales medidas que trajo consigo el plan de ajuste que aprobó Telde en 2012 fue una subida generalizada de los tributos, que entró en vigor en 2013. González recordó que este mismo año se aprobó una moción del PSOE en la que todos se comprometían a revisar los impuestos una vez se liquidara la deuda y el Ayuntamiento se librara del plan de ajuste. Según la edil, si no se pueden bajar los tributos mientras ese plan siga en vigor, tampoco deben restituirse los sueldos a concejales y asesores.

Fuera de pleno, la portavoz de NC, Celeste López, le criticó «la demagogia» e instó al PSOE, que se abstuvo, y a Podemos, que votó en contra, a que «por coherencia renuncien a ese 20% de más» en lo que les toque de sueldos, dietas o secretarios políticos. López se mostró a favor de «dignificar la vida política». El portavoz del PSOE, Alejandro Ramos, no entiende el «tono» de López, aclaró que «abstenerse no es votar en contra» y subrayó que «pese a que hay malestar en la calle», su partido respeta que «esta sea la primera medida del gobierno».

En todo caso, el expediente aprobado este viernes no implicará modificar el presupuesto, que para las nóminas de los ediles prevé 854.111 euros y 755.638 euros para las del personal eventual. Hay dinero para cubrir hasta 25 plazas, otra cosa es que se ocupen todas. El alcalde, Héctor Suárez, percibirá 63.091 euros brutos al año, divididos en 14 pagas, y la segunda teniente de alcalde, Celeste López, y el concejal secretario de la Junta de Gobierno, Juan Martel, 52.259 euros brutos anuales. La primera teniente, Carmen Hernández, cobrará su sueldo como diputada en el Parlamento de Canarias. Luego hay 9 ediles del gobierno que cobrarán 45.262 euros brutos al año. Solo Minerva Alonso, que no tiene delegaciones, no tendrá dedicación exclusiva. Lo probable es que cobre como consejera de gobierno en el Cabildo. En principio, no dejará su acta en Telde. Del PSOE se liberarán dos ediles, Soledad Hernández y Agustín Déniz, y de Ciuca, Juan Antonio Peña. Cobrarán 35.273 euros brutos al año.

Acabado el pleno, el alcalde decretó el nombramiento de 19 cargos de confianza, 10 de ellos asesores, 3 miembros del gabinete de Alcaldía y 6 secretarios políticos. El gobierno explicó que ha querido ser generoso y permitir que cada partido del mixto tenga secretario a tiempo completo.

Una exedil entra como asesora

De los 19 asesores nombrados, con un coste anual en nóminas de 611.025 euros, siete tienen estudios superiores (universitarios). Dos son de categoría A1 y cobrarán 43.575 euros brutos al año, y cinco, A2, 34.575 euros brutos anuales. Cinco tienen el bachiller (29.500 euros al año) y siete, la ESO (26.250). Entre los asesores hay una exedil, Marta Hernández. NC, Juntos, PSOE, Ciuca y PP han designado a sus secretarios políticos. Falta Podemos. Si acepta esa plaza, hará una oferta pública.