Nueva excavación en la ‘pescadería’ aborigen de La Garita

23/08/2018

La empresa Arkeós Arqueología, que dirige el especialista teldense Abel Galindo, inició este lunes una nueva intervención en el yacimiento prehispánico de Lomo de Los Melones, situado junto al paseo marítimo de La Garita. Unos trabajos costeados por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias que tendrá la duración de un mes.

El objetivo responde a dar continuidad a los estudios arqueológicos que ya se han desarrollado en este campo aborigen y que han puesto al descubierto un conjunto de tres estructuras prehispánicas de hace más de 500 años. Las dataciones de carbono 14 sitúan este enclave entre los siglos XIII y XV d.C., que es justo la etapa prehispánica en la que se produjo una intensificación de la ocupación de la costa de Gran Canaria, visible en Telde en yacimientos como este de La Garita, Tufia o La Restinga, y que tuvo que ver con un crecimiento poblacional y con una intensificación de la explotación del medio marino.

Una de las construcciones del enclave pudo ser un espacio doméstico específicamente destinado a la explotación y manipulación de recursos del medio marino, según apuntó en febrero Xavier Velasco, arqueólogo e inspector de Patrimonio Histórico del Cabildo. Dicho de otro modo, su funcionalidad pudo ser equivalente a lo que hoy se entiende como una pescadería para los antiguos canarios que en aquella época se mudaron a esta zona de la costa teldense.

El conjunto es uno de los más visibles de la isla, pero también uno de los más frágiles debido no sólo a los agentes atmosféricos sino a la particular influencia del mar, que aumenta su deterioro natural. Entre sus males, algún desprendimiento de los muros y la pérdida del picón que protegía las estructuras. Unos escollos que el Cabildo trató de subsanar en el último trimestre de 2017 con unas acciones de mantenimiento y restauración de los tres espacios que hasta la fecha se han exhumado. La ejecutó Tibicena por 11.770 euros.