Los feriantes aumentan las presiones

29/08/2019

Cerca de 50 personas se movilizaron para protestar contra el plan de seguridad que no deja poner los chiringuitos en el paseo de Melenara.

Los dueños de los puestos ambulantes continúan su lucha contra el plan de seguridad que está en marcha en la fiesta del pueblo costero de Melenara. Esta vez se han reunido para protestar en torno a 50 personas, entre feriantes y vecinos de la zona, en el paseo donde precisamente están pidiendo colocarse como cada año para vender la comida y la bebida a las miles de personas que llegan a esta popular fiesta.

La manifestación estuvo caracterizada por los carteles donde se leía «jefa de servicio y concejal de Seguridad no dan alternativa» y «todos juntos por la fiesta de Melenara», así como el cántico de los feriantes donde reivindican que «de las fiestas de Melenara, no nos moverán».

Todo ello viene precedido por la rotundidad de la Junta Local de Seguridad ante la no viabilidad en la ubicación de estos puestos en la avenida marítima. En dicha reunión participaron la Policía Local, el Cuerpo Nacional de Policía, Protección Civil, el Consorcio de Bomberos, el Servicio de Urgencias Canario, el Servicio de Salvamento y Socorrismo (Proactiva) e Iscan Servicios Integral.

El comunicado que salía de la Junta de Seguridad explicando su posicionamiento relata que «los diferentes cuerpos han coincidido al determinar que para garantizar la seguridad de las miles de personas que cada año acuden a esta fiesta, la colocación de chiringuitos en el paseo marítimo no es viable» a excepción «de los puestos móviles que sí cumplan con la normativa».

El Ayuntamiento se reafirma en otra nota, donde testimonia que se «defiende el trabajo y la integridad de la jefa de servicio». En el escrito, el edil Agustín Arencibia recuerda «las dificultades del colectivo vecinal para asumir los costes del plan de seguridad» y es por ello que el gobierno local se hizo cargo de elaborar el documento vital que deben respetar para la elaboración de los actos.