La sostenibilidad en el turismo, la clave si se quiere ser competitivos

28/03/2019

El Seminario Internacional de Comarcas Sostenibles clausuró ayer su 14ª edición con, entre otras ponencias, la de Cipriano Marín, uno de los grandes expertos en sostenibilidad

Acuñado en Canarias, en la primera conferencia mundial de Naciones Unidas sobre la materia celebrada en Lanzarote en 1995, el turismo sostenible «sigue siendo asignatura pendiente para el Archipiélago», señaló ayer en el marco de la jornada final del Seminario Internacional de Comarcas Sostenbibles, el coordinador de la Iniciativa Biosfera Inteligente de la Unesco, Cipriano Marín.

«Tras treinta años de haber acuñado ese concepto y compromiso, todavía las tareas están pendientes y las promesas están incumplidas», reveló Marín, quien aseguró que la actividad turística como se la conoce actualmente, «que en Canarias ha sido una actividad colonial, impuesta, no tendrá nada que ver con la prevista para dentro de una década, donde quien no haya desarrollado el concepto de turismo sostenible, en toda su extensión, no será competitivo».

El experto opina que en Canarias se ha confundido turismo con construcción y que el gran desafío a nivel internacional es hacer efectivo el mandato de Naciones Unidos sobre desarrollo sostenible. «En las islas estamos en el inicio de una nueva cultura de transición hacia un turismo sostenible, y por más que tengamos algunos productos que se llaman ecoturismo, turismo verde o turismo de naturaleza, realamente no es sostenible, porque para ser sostenibles deberían cumplir con la responsabilidad medioambiental, con el respeto a la identidad cultural y con la sostenibilidad social y económica».

Según su opinión, Canarias tiene un turismo estandarizado con experiencias similares a destinos en el Mediterráneo «y realmente esto debería cambiar para ir a un modelo propio, a un turismo del conocimiento, de la inteligencia, de la gente, y que busca experiencias nuevas». «El desafío es repartir cargas, redistribuir riqueza e impulsar el empoderamiento de comunidades locales y administraciones locales para generar un modelo auténtico, sostenible y competitivo», afirmó el responsable de la primera conferencia mundial de turismo sostenible, quien aboga por recuperar «el arte de hacer turismo», un eslogan que está estampado en la fachada de uno de los hoteles más antiguos de Sicilia, situado en Taormina.