Hacienda de Santa Lucía confirma impagos a proveedores

02/08/2019

El Ayuntamiento del sureste grancanario alega que los mayores afectados son empresas de la comarca que reclaman una cifra que alcanza los 4,2 millones de euros.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Santa Lucía Marcos Rufo, asegura que la deuda municipal que alcanza los 4 millones de euros. Esto se debe a impagos procedentes de los proveedores del municipio que, a pesar de esta situación, siguen trabajando para dicha entidad con el fin de ir cobrando lo que se les debía desde antes del cambio de gobierno. Afirman que los proveedores les visitan porque «se les deben facturas desde hace muchos meses». Cuando el equipo de gobierno analiza la contabilidad del Ayuntamiento, ve cómo los proveedores pertenecientes a diversas áreas (informática, limpieza...) tienen impagos desde hace un año. El actual concejal sostiene que estas facturas sin pagar «afectan a la liquidez de este actual equipo de gobierno en una mala gestión que durante 40 años llevó Nueva Canarias».

Las palabras de Rufo han hecho que la anterior formación al mando, ahora desde la oposición, no tarde en dar su versión. Roberto Ramírez, anterior concejal de Hacienda por Nueva Canarias, sostiene que deben empezar a gobernar debido a que «ya se han realizado dos plenos y en ninguno de ellos se ha tratado el tema que tanto preocupa al actual grupo al mando del Ayuntamiento de Santa Lucía».

Además, agrega que se muestran sorprendidos y desconcertados por supuestos pagos irregularmente cometidos cuando en realidad «no son capaces de resolver temas tan básicos cómo pagar».

El presupuesto que tiene cada año este municipio -que supera ya los 70.000 habitantes- ronda los 55 millones de euros. El actual concejal de Hacienda mantiene que el crédito existe y si este no estuviera se buscaría en otras partidas «la forma de hacer frente a cabo cada impago que dejó Nueva Canarias» El Ayuntamiento tiene 97 millones de euros en el banco a pesar de que el grupo de gobierno solo puede utilizar lo estipulado en el presupuesto, al tiempo que recuerda lo que encontraron al llegar al poder: silicona en las cerraduras y documentos desaparecidos. Por eso, subrayan su deseo de que situaciones como aquellas «no se repitan más por el bien de los ciudadanos».

Desde el Ayuntamiento afirman que en lo que más ha fallado el anterior grupo es en los procedimientos de contratación, debido a que Nueva Canarias no seguía los procesos establecidos por ley y agregan que a partir de ahora intentarán «no llegar a esta situación para que no se paralice el pago a los proveedores a causa de la falta de crédito».