CC prevé que el vertedero de Juan Grande se agotará un lustro antes

10/06/2018

Al ritmo actual de residuos que se entierran, la vida útil de los vasos de vertido del Ecoparque Sur acabará en el verano de 2022 y no en 2028, según estima el consejero del Cabildo Fernando Bañolas. Las celdas se colmatan cada vez más rápido a pesar de que su capacidad va creciendo

J. quesada / las palmas de gran canaria

Al ritmo actual de recepción y tratamiento de residuos sólidos que acaban en el vertedero, a Juan Grande le quedan 21 meses para colmatar las celdas de vertido autorizadas. Siendo cada vez más grandes, las tres últimas se han ido llenando cada vez más rápido. La vida útil de la cuarta fase, que carece todavía de la autorización preceptiva, se debía prolongar hasta el año 2028, pero a este ritmo se agotará en el verano del año 2022, según cálculos de Fernando Bañolas, consejero de CC en el Cabildo.

Preocupado por el creciente volumen de residuos que acaba bajo tierra, y por el futuro destino de los que ahora entran en el Ecoparque Sur cuando se agote su capacidad, Bañolas ha instado al Gobierno insular a preparar una alternativa al previsible agotamiento anticipado de Juan Grande.

Los más de 1.435.000 metros cúbicos de capacidad que suman las tres celdas de vertido con autorización en el Sur estarán llenas en febrero de 2020 si el volumen de los residuos sólidos que se viene enterrando allí continúa al ritmo que lleva en los últimos tres años, que dan una media de 275.000 metros cúbicos. La primera celda se agotó en abril de 2016; la segunda se completó este pasado mes de mayo y la tercera, la mayor de las tres, difícilmente tendrá espacio hasta principios del primer año de la próxima década.

En tres años, contados desde la apertura de la primera de las tres celdas nuevas de Juan Grande hasta marzo de 2018, los residuos del Ecoparque Sur que tras ser tratados fueron depositados en el vertedero habían ocupado casi 826.000 metros cúbicos de los 1,44 millones que están autorizados, quedando libres otros 609.000.

Poco después, el mes pasado, se agotó el segundo de los tres vasos y empezó a utilizarse el tercero, el mayor de todos, con 604.475 metros cúbicos de capacidad. La del primero ascendía a 331.022 y la del segundo era de 503.729 metros cúbicos.

Con estas cifras en la mano, estima Bañolas, los 742.783 metros cúbicos de volumen del último vaso de vertido posible en los actuales terrenos del Ecoparque Sur se agotaría en menos de 3 años cuando se ponga en servicio, para lo cual tendría que obtener previamente la autorización ambiental integrada.

Según estas cuentas, si el vertedero autorizado se colmata en febrero de 2020, dentro de 21 meses, el siguiente vaso se completaría en menos de tres años, en torno al verano de 2022.

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo trabaja con la previsión de que la vida útil del vertedero de Juan Grande no se agotará hasta 2028 y la del complejo de Salto del Negro antes del año 2033. No obstante, está haciendo un estudio sobre cómo reducir la generación de residuos y aumentar el porcentaje de recuperación.

El consejero de CC visitó recientemente las instalaciones de tratamiento de residuos del Ecoparque Sur y pretende hacer lo mismo próximamente con las del Ecoparque Norte, el de Salto del Negro.