El incendio de 2007 tiene sentencia

Palmitos no tendrá más indemnizaciones

19/12/2017

El fuego de 2007 tiene sentencia. La Audiencia Provincial ha condenado a Juan Antonio Navarro por quemar 19.921 hectáreas a 8 años y seis meses de prisión. Navarro, Gesplan y el Cabildo son responsables civiles y Palmitos Park no recibirá más compensaciones.

Juan Antonio Navarro Armas, actualmente con 48 años de edad, es el autor de la mayor catástrofe forestal de la isla. Tras diez años de espera, la sección sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha dado a conocer el fallo por el que se lo condena, como autor del delito de incendio forestal, a la pena de 8 años y 6 meses de prisión, con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y multa de seis meses con cuota diaria de 8 euros.

Asimismo, se declara responsable civil directo, y a Gesplan y al Cabildo de Gran Canaria, responsables civiles subsidiarios, por lo que deberán indemnizar a 79 personas y a la Comunidad de Regantes San José con diferentes cantidades, las que no devengarán intereses y que han sido entregadas en su mayoría a los beneficiarios.

Palmitos. Respecto a la pretensión de Asproparks, titular de Palmitos Park, la Audiencia Provincial (AP) rechaza su pretensión de ser indemnizada con otros 6.834.094,69 euros, como diferencial entre el daño producido y el abonado ya por su aseguradora, la compañía Allianz.

Antes de resolver el Tribunal tuvo en sus manos hasta cuatro informes periciales diferentes, pero finalmente tomo en consideración el de Godoy Consultores, que valoró los daños en el parque, incluido lucro cesante, en 10.231.638,5 euros, frente a los 18.477.192,15 euros que solicita Asproparks. «De este último importe consta recibido por la aseguradora de Asproparks en su día, según recibo de indemnización, suscrito entre la titular del parque y la compañía aseguradora, la cantidad de 11.643.100,46 euros». Con esta cuantía la AP considera que «Asproparks ha sido debidamente reparada de los daños causados».

Contra el fallo cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.