La carretera entre San Agustín y El Veril se transformará en vía parque

14/02/2019

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana licita la segunda etapa de la reconversión de la GC-500 por importe de 3.770.638,66 euros, una cifra idéntica al presupuesto de la primera fase

Las reivindicaciones de vecinos y empresarios de hace más de dos décadas continúan haciéndose realidad. Llega la segunda etapa de las obras para transformar la antigua carretera general en una vía parque. El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha sacado a licitación pública la ejecución del proyecto de acondicionamiento y mejora turística de la GC-500, ahora avenida de la Unión Europea, en el tramo concreto que entre la rotonda del centro comercial San Agustín hasta el acceso a la autopista en El Veril.

Las obras están cofinanciadas por el plan trienal de inversiones del Fondo de Desarrollo de Canarias, y el presupuesto de licitación dividido en dos lotes suma 3.770.638,66 euros. El primer lote está destinado a la demolición y retirada de las actuales pasarelas elevadas, tarea a la que se destinan 879.652,13 euros; y el segundo lote a los trabajos de obra civil, instalación de alumbrado, jardinería y riego, y dotación de mobiliario urbano, presupuestado en 2.890.986,53 euros.

El presupuesto es prácticamente idéntico al de la primera etapa, que sumó 3.744.216,89 euros y se desarrolló entre Hospiten Clínica Roca y el centro comercial de San Agustín en 2011.

Con la nueva actuación se proponen recuperar y regenerar toda la zona de influencia de esta vía dándole continuidad paisajística al plan municipal de embellecimiento y mejora que conllevó la reconversión de la recta principal de San Agustín. El proyecto es de los mismos ingenieros grancanarios Juan Luis de Bethencourt Gallego y Hubert Lang-Lenton Barrera, del Estudio Análisis Ingenieros.

Las empresas que opten al desarrollo material de este proyecto de intervención paisajística tienen de plazo hasta el próximo 11 de marzo para presentar sus ofertas económicas. Se estima que la transformación de la carretera interurbana en una nueva vía urbana, mucho más amable, peatonal y ciclista, requerirá un plazo de unos 8 meses.

«Con este proyecto el Ayuntamiento busca promover la accesibilidad peatonal entre las urbanizaciones turísticas ahora separadas por la carretera en los tramos de San Agustín y el barranco de Las Burras, y recuperar toda la zona como entorno mas confortable y atractivo, con grandes espacios verdes de nuevas y amplias zonas ajardinadas en los dos márgenes de la vía circulatoria, sobre todo en el lado del mar, donde se incorporará una vía ciclista que quedará como alternativa al actual paseo marítimo», afirma el concejal de Ordenación del Territorio Fernando González Montoro.

Calzada

Tal como ocurrió en la primera etapa, reducirán los actuales cuatro carriles a un sola calzada de dos carriles. Esto permitirá limitar la velocidad del tráfico y ampliar y acondicionar los dos márgenes resultantes como espacios de ocio, que tendrán aceras de paseo de 3 a 7 metros de ancho, con carriles para bicicletas de 2,50 metros; y zonas verdes con áreas de descanso. En la jardinería emplearán flamboyanos, palmeras, césped y flores.

Además, las obras serán aprovechadas por el Ayuntamiento para proceder a la completa renovación de las redes de saneamiento, abastecimiento, telecomunicaciones y alumbrado, y también de las redes de riego y de drenaje en toda la zona de actuación.

Con este proyecto el Ayuntamiento también pretende mejorar la conectividad y los accesos a los ámbitos urbanos de Las Burras, El Cochino y El Veril, mediante la construcción de una nueva rotonda de cambio de sentido a la altura del Barranco del Toro.

Las obras conllevarán también la reubicación de las dos paradas de guaguas existentes a lo largo del recorrido, que serán aproximadas a las urbanizaciones para facilitar el acceso vecinal y turístico a las mismas.