La carpa blanca roza el cielo del Sur

    Cargando reproductor ...
27/06/2019

Con el montaje de la gran carpa, el Circo del Sol inicia la cuenta atrás para su primera función.

130 operarios izan las pilastras que soportan una estructura capaz de resistir vientos de 120 kilómetros/hora

La cuenta atrás para ver y disfrutar del Circo del Sol, situado junto a ExpoMeloneras, ha comenzado. Se puso en marcha este jueves al mediodía con el espectacular montaje de la gran carpa blanca, que ya se puede ver desde diferentes puntos del Sur, destinada a albergar la inagotable magia circense.

Un total de 130 operarios, en su mayoría de Gran Canaria, dieron vida al icónico momento, el del izado de más de un centenar de soportes de hierro (pilastras) que conforman el entramado circular sobre el se apoya la estructura de la carpa. A la voz de «sin guantes, guantes en los bolsillos, empuje y arriba», las manos de los trabajadores, tal y como siempre ha ocurrido en el circo desde épocas remotas, pusieron la singular nota de emoción bajo la atenta mirada de los jefes de seguridad de la compañía canadiense.

Testigos fueron los medios de comunicación y directivos del Grupo Lopesan, como Zoilo Alemán, David Morales y Juan Francisco Hernández, quienes se quedaron maravillados con el despliegue. En la cúpula ya ondean las banderas de Canadá, Gran Canaria y de la compañía.

Franck Hanselman, director de gira (manager) de Totem (Cirque du Soleil), comentó que la instalación del circo lleva unos diez día, pero el que el momento más importante es cuando se levanta la carpa «porque ahora ya se la ve desde muchos sitios, toma forma, y entonces comenzamos a montar el escenario, el equipamiento acrobático, las gradas y los asientos, para tenerlo todo listo para el primer espectáculo que es el próximo jueves, que es el día del ensayo general», afirmó.

El Circo del Sol, que estará en Meloneras, en el Sur de Gran Canaria, hasta el 22 de septiembre próximo, tiene a la venta las entradas desde hace unos meses. «Entradas todavía hay», remarcó Hanselman, quien ofreció como datos relevantes que en Totem trabaja en total un equipo de 120 personas, que incluye a 48 artistas y personas de 28 nacionalidades. En cuanto a la carpa, la misma tiene una capacidad para acoger a más de 2.500 personas.

Cada uno de los 4 mástiles que sostiene a la carpa mide 25 metros de altura, y necesita 550 piquetas (con un tamaño de 1 metro y medio cada una) para asegurarla firmemente al suelo.

Comodidades.

La gran carpa, la zona VIP, la carpa de entrada y las carpas artísticas están climatizadas y poseen aire acondicionado.

Totem se desplaza en 75 tráileres, llevando alrededor de 2.000 toneladas de equipo. «Contratamos de la isla a unas 100 personas tanto para el montaje, como para servicios al público, vestuario, cocina y otras actividades», indicó.

«La estructura de la carpa pesa unos 37.000 kilogramos y se eleva inicialmente con ayuda de winches (tornos) mecánicos, y luego las pilastras se colocan en posición vertical», apuntó el jefe de seguridad, Javier Pérez, quien señaló que como viajan por 50 países tienen estándares de seguridad muy exigentes.