Despedida para Benito Pérez Franco

Jubilación para un histórico del Sur

03/01/2019

Se jubila Benito Pérez Franco (67 años) un histórico de la política y las actividades vecinales, deportivas y culturales de San Fernando de Maspalomas, que ha sido siete mandatos concejal de la Corporación de San Bartolomé de Tirajana. Su vocación de servicio lo ha llevado a comprometerse con múltiples actividades, «siempre pensando en servir a todos por igual», indica.

Benito Pérez Franco, un histórico de la vida política, social y vecinal de San Fernando de Maspalomas, es un feliz jubilado desde el pasado 1 de enero. En esa fecha recibió la notificación de que pasaba a formar parte de la clase pasiva, aunque en su ánimo no figura permanecer en la quietud de la contemplación y pasividad, sino que su objetivo es seguir colaborando con las actividades municipales, y sobre todo dando su apoyo al partido político de Agrupación de Vecinos, de la mano del cual comenzó su andadura pública en 1983.

Nacido en tierras sureñas un 13 de mayo de 1951, casado, con un hijo y una nieta, Benito dio sus primeros pasos en la vida política mucho antes de ser integrante de la candidatura que ganó las elecciones del 83, «porque mi compromiso con los asuntos sociales se remontan a los años setenta o quizá antes», rememora el exedil, porque su interés por colaborar y resolver los problemas de los vecinos ha sido una preocupación constante en su vida. De ahí su participación en diferentes colectivos sociales y culturales del municipio, así como en las asociaciones de madres y padres del colegio, «tanto cuando mi hijo estaba en el centro educativo como cuando ya no lo estaba, siempre estaba colaborando y aportando mi trabajo al servicio de todos», asegura.

Benito Pérez Franco, que fue un edil disciplinado de la Agrupación de Vecinos que lideraba el alcalde Francisco Araña del Toro, concurrió a las elecciones no solo de 1983, sino que luego repitió como candidato en otras seis ocasiones: 1987, 1991, 1995, 1999, 2003 y 2007. En la cita con las urnas en 2011 concurrió en los últimos puestos de la lista y no salió elegido, por lo que ha estado trabajando en el Ayuntamiento como cargo de confianza del alcalde Marco Aurelio Pérez Sánchez, labor que afirma ha desempeñado con el mismo respeto y cariño con que lo hizo siendo edil de la Corporación de San Bartolomé de Tirajana.

Entre los recuerdos más gratos de sus paso por la vida política, destaca los logros en temas sociales. «Cuando entré por primera vez como concejal, asumí el área de Servicios Sociales donde solamente había dos técnicos para todo el municipio, un asistente social y un administrativo, así que el trabajo para ajustar ese servicio a la realidad y necesidades del municipio fue muy importante, duro y gratificante, fue como empezar de cero en un área que estaba casi olvidada», indica.

Pero no solo la política y los asuntos vecinales han ocupado su vida activa, sino el deporte ha sido otra sus pasiones. Fue socio fundador del Club Deportivo Maspalomas y un impulsor de las comisiones organizadoras de las fiestas patronales de San Fernando. «Eran tiempos difíciles, con calles sin asfaltar donde para la celebración de la romería y la procesión había que echar el picón y allanar las calles para que se pudieran celebrar los actos», comenta, señalando que las casetas en esos años eran fabricadas con palos y ramas de palmeras, que el dinero para la fiestas se recaudaba con tómbolas, y que se servían platos de comida con carne de cochinos que mataban los vecinos. «Aquellos tiempos son muy distintos a los actuales, ahora todo está ajustado al tema económico, ya nadie va pidiendo puerta por puerta una colaboración para la celebración», apunta.

Si de algo se enorgullece Benito es de haber tenido siempre la puerta abierta de sus casa para atender a todo aquella persona que no lo necesitara. «Mi puerta y mi voluntad ha estado siempre abierta a todo el mundo, sin mirar su color político u origen», destaca, señalando que aún hoy, no siendo cargo político, mucha gente se dirige a él como concejal. «Me cuesta hacerles entender que ya no soy concejal, pero es que han sido tantos años que la gente me lo recuerda con sus gestos y yo les estoy agradecido», responde.

El exedil tiene palabras de reconocimiento para el exalcalde Francisco Araña de Toro, no solo por la confianza que depositó en su persona «sino porque fue un político que arriesgo mucho para conseguir que este municipio, que no tenía casi servicios, lograra equipararse con los más importante de las islas», sostuvo, afirmando que «sin desmerecer a los demás alcaldes, ni al actual, ha sido el hombre que más hizo por desarrollar este municipio en tiempos nada fáciles».

Pérez Franco promete ahora dedicarse a descansar un tiempo «pero sin olvidar mi compromiso con Marco Aurelio Pérez y con la próxima candidata de AV, Elena Álamo, una persona que conozco desde que estuvo como monitora de natación».

En el ámbito deportivo se le reconoce su trabajo con la puesta en marcha del torneo internacional de fútbol de Maspalomas y con la inauguración del campo de césped de Maspalomas, la apertura de las piscinas municipales y el pabellón de deportes de San Fernando, entre otras instalaciones. Sin duda un historial que bien puede servir para la elaboración de un libro.

En su vida privada, en San Fernando todo el mundo reconoce su presencia como comerciante al frente de la juguetería Petete, en el centro comercial de San Fernando, en tiempos en los que este tipo de comercios prácticamente eran inexistentes en la zona sur de la isla.