6 de 7 republicanos identificados en Tenoya desaparecieron el mismo día

25/07/2018

Lorenzo Santana Medina, Pedro Roque Alemán, Juan Torres Montesdeoca, Francisco Santana González y Miguel Sánchez Santana son los 5 aruquenses más localizados por el ADN. El quinto fue detenido el 19 de julio de 1936 y los cuatro primeros entre el 17 y el 19 de marzo de 1937.

ETIQUETAS:

Seis de los siete republicanos que han sido identificados hasta hoy de entre los restos óseos exhumados del pozo de Tenoya, pertenecientes a 14 personas, desaparecieron durante la celebración del Día del Padre del año 1937, en concreto entre los días 17, 18 y 19 de marzo, jornada larga y cruel en Arucas en la que la represión franquista sacó de sus camas, a punta de pistola, a entre 60 y 67 hombres de este municipio del norte para matarlos.

A los dos vecinos de Las Chorreras identificados en las pruebas iniciales de ADN hechas a finales de febrero pasado, José Sosa Déniz y Domingo Gómez Vega, un jornalero y un hojalatero y tesorero del Círculo del PSOE, respectivamente, que fueron detenidos durante la misma noche del 18 al 19 de marzo, se suman cuatro de los cinco aruquenses más a los que el Servicio de Genética Forense de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), que dirige el especialista José Pestano, ha logrado poner nombre y apellidos desde entonces.

Esos otros cuatro republicanos desaparecieron también entre los días 17 y 19 de marzo de 1937, el primer año de la Guerra Civil Española. Dos eran albañiles, uno era obrero agrícola y otro presidente de sociedad y todos, estos cuatro y los dos vecinos de Las Chorreras, estaban casados cuando fueron arrancados de sus hogares para acabar recibiendo un tiro en la cabeza, al menos, antes de ser arrojados al pozo de Tenoya.

Pedro Roque Alemán, vecino de La Goleta de 47 años de edad y albañil de profesión, era el mayor de estos cuatro aruquenses asesinados por falangistas, aunque solo tuviera un año más que Juan Torres Montesdeoca, obrero agrícola que, como él, también fue detenido el 18 de marzo de 1937. Un día antes que ambos, el 17, había desaparecido Lorenzo Santana Medina, un albañil de 42 años con pasado político puesto que fue concejal. Y un día después, el 19, lo hizo Francisco Santana González, el más joven de estos cuatro varones con 27 años de edad, quien figura en los ficheros de desaparecidos de la Asociación de Memoria Histórica de Arucas como presidente de sociedad.

El séptimo republicano de Arucas que está ya identificado, gracias a la comparación de los restos óseos recuperados del pozo de Tenoya con muestras de ADN de familiares de desaparecidos, es el único que no fue detenido en torno al Día del Padre de 1937. Es Miguel Sánchez Santana, portero del Matadero Municipal que había desaparecido desde el 19 de julio del año anterior, 1936, el día después de que estallara la Guerra Civil Española.

La presencia de este republicano, del que se desconoce la edad y el estado civil, entre los 14 cadáveres desmembrados y de imposible reconstrucción que se terminaron de exhumar en septiembre de 2017, con fondos del Cabildo, confirmaría que el pozo de Tenoya fue utilizado en más de una ocasión por parte de la represión franquista para deshacerse de los cadáveres de ciudadanos que iban asesinando.

Como en el caso de José Sosa Déniz, quien antes de ser asesinado ya había sido detenido el 24 de julio de 1936 y liberado el 13 de marzo de 1937, dos semanas antes de su desaparición definitiva, y en el de Domingo Gómez Vega, detenido el 20 de enero de 1937 y luego liberado, otros dos de los siete republicanos identificados pasaron antes por los cuarteles y prisiones franquistas. Francisco Santana González estuvo detenido del 9 de octubre de 1936 al 7 de marzo de 1937. Lorenzo Santana Medina lo estuvo del 6 de febrero al 17 de marzo de 1937.

  • 1

    ¿Le parece oportuno que la Armada exhiba las mayores maniobras del año en la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados