San Mateo vuelve a acoger a los evacuados

18/08/2019

El polideportivo municipal fue acondicionado como albergue por segunda vez en una semana para recibir a los desalojados por el incendio. Muchos de los vecinos, con más nervios que miedo, se mostraron reticentes a abandonar sus viviendas.

ronald ramírez Alemán vega de san mateo

La pesadilla se repite. Los vecinos de Tejeda revivieron el horror de hace poco más de una semana. De nuevo fueron desalojados de sus casas ante el incendio originado en Valleseco y conducidos hasta el Polideportivo de la Vega de San Mateo, donde decenas de voluntarios y miembros de la Cruz Roja les esperaban con todo acondicionado. Se volvieron a suceder los momentos de incertidumbre y miedo, aunque en esta ocasión muchos de los habitantes del pueblo del interior de la isla se mostraron reticentes a abandonar sus viviendas.

Y, por si fuera poco vivir el drama por segunda vez en tan poco tiempo, anoche el camino hasta San Mateo fue todavía más tortuoso. En torno a las 21.30 horas el Gobierno de Canarias dio la orden de evacuar el casco y los barrios colindantes asociados a la carretera variante de Tejeda por el fuego. Y ya fuera en sus coches particulares o a través de los vehículos dispuestos por los servicios públicos que se encontraron en la gasolinera del casco de Tejeda, designado punto de reunión, los vecinos tuvieron que evitar la carretera de El Parador, que se encontraba cortada, y tomar una ruta más larga que les conducía por Ayacata, el Pico de las Nieves y Cueva Grande. Un tortuoso trayecto que estuvo acompañado de atascos por culpa del gran número de personas que se encontraban en el casco de Tejeda al ser fin de semana.

Antes, a primera hora de la tarde, la Corporación insular había decidido la evacuación de el Rincón de Tejeda, de Cruz de Tejeda y del Parador, puesto que el incendio presentaba componente topográfica importante para subir a la zona de Moriscos y Constantino. Aunque esta zona fue tratada con quemas de invierno para amortiguar cualquier tipo de incendio, el fuego puede saltar a la cuenca de Tejeda debido al potencial que presenta.

primero, los de el parador. Los primeros evacuados que llegaron al polideportivo de la Vega de San Mateo fueron los clientes y trabajadores del Parador de Cruz de Tejeda. En las propias instalaciones municipales, los miembros del hotel se encargaron de la reubicación de los usuarios en otros centros hoteleros. En cualquier caso, ni trabajadores ni clientes pasaron la noche en el polideportivo. Ellos, junto a los habitantes del Rincón de Tejeda y de Cruz de Tejeda, fueron los primeros desalojados en un incendio forestal que sacó a 2.000 personas de sus casas. Otra vez.