Producto canario: calidad y cercanía

31/05/2019

Consumir canario es una garantía de calidad y frescura en los productos, fomentando el kilómetro cero. Al comprar productos de las islas se impulsa la economía circular y la consolidación de la riqueza y los profesionales del campo

Las islas Canarias son tierra de cultivos, vides, recetas tradicionales y artesanas y ganadería y agricultura, un negocio que ha estado vigente en el archipiélago despuntando con productos estrella como el plátano, el tomate, los quesos o los vinos. Además, en la industria canaria destacan también empresas de materiales de construcción, metales, maderas y todo tipo de elementos.

El consumo de lo canario es una inversión por la economía de las islas, por generar riqueza interna y por adquirir alimentos con garantía de frescura, potenciando el kilómetro cero y todos los beneficios de consumir en menos de 24 horas.

Con la compra de lo elaborado en las islas, también en lo industrial, se pone en marcha el ciclo que beneficia no solo al profesional que vende, sino a toda una serie de actores intermediarios, que ayuda a mantener el empleo y crear nuevos puestos de trabajo en otros sectores económicos vinculados a dicha industria.

Así pues, al seleccionar un producto de Canarias se fomenta un retorno económico que impacta de forma directa en el consumo en otros sectores, en empleos indirectos y en materias primas. Se estima que los trabajos indirectos derivados del consumo de producción local superan los 120.000 puestos, ya que por cada empleo creado en la industria, se generan tres en otros sectores económicos.

En el tejido empresarial de las islas Canarias participan unas 5015 empresas industriales

Del mismo modo, por cada euro gastado en un artículo elaborado en las islas se estima que se crean 23 empleos en la industria local, y por cada 100 euros invertidos en productos canarios se reponen de forma directa una media de 66,34 euros en la economía insular.

Con la apuesta por consumir géneros de las islas se contribuye a la mejora de la industria, la calidad y el posicionamiento de lo regional.

Apuesta por lo fresco. En el archipiélago conviven alrededor de 5.015 empresas industriales, con negocios que van de las micropymes a los grandes comercios, siempre cercanos y vinculados al consumidor, garantizando la frescura de los productos y la rapidez en la instalación o en los servicios.

El sector industrial canario, además, es una importante locomotora de empleo de calidad, ya que predominan las empresas familiares estables de generación en generación, así como los contratos fijos que representan un 80% del total, y una remuneración superior en un 14% a los demás sectores.

En este sentido, el tejido empresarial industrial de las islas Canarias también genera innovación y mejora la competitividad de las empresas, ya que está actualmente equiparado con la industria europea en controles de calidad, seguridad y medioambientales.

Los profesionales y empresarios de la comunidad autónoma han logrado en los últimos años estabilizar la calidad de su producción, garantizada por las certificaciones ISO, IFS y BRC, entre otras.

Impulso. Comprar productos locales, cultivados, criados, elaborados o transformados en las islas es apostar por un impulso a la economía circular de Canarias, por afianzar el tejido empresarial del archipiélago y sobre todo, por la consolidación de la industria en el archipiélago.

Producto canario: calidad y cercanía
Elaborado en Canarias’, un distintivo reconocido

Actividad. La marca colectiva ‘Elaborado en Canarias’, creada por la Asociación Industrial de Canarias (ASINCA) y representada por los colores identificativos del archipiélago, certifica los productos que han sido realizados o transformados al completo en su proceso en Canarias. Actualmente, las empresas que están asociadas a ‘la marca de los pajaritos’ suponen más de 40.000 empleos en las islas con 145 asociados, que ayudan a mantener y crear empleo, a empujar otros sectores económicos, a potenciar las peculiaridades de las islas y a generar más actividad en el archipiélago.

Compromiso. Las empresas que forman parte de este sello distintivo son, por tanto, negocios comprometidos por un proyecto de crecimiento común para las islas, en colaboración estrecha con supermercados y grandes superficies.

De todo tipo. Dentro de este elenco de empresas hay negocios agroalimentarios reconocidos de café, rones, zumos, dulces, galletas, bollería, chocolate, quesos, agua, lácteos, carnes, hortalizas, panadería, cerveza, aperitivos, mojos, mermeladas y salsas, aceites, bebidas alcohólicas, frutas, además de químicas, de tabaco, de papel, piensos, cosmética, mobiliario doméstico y laboral, maderas, colchones, aluminio, cementos, carpintería y metálica e incluso de publicidad y marketing, entre otros sectores.