Teror fomenta la visibilización de la mujer

Lo que no se nombra no existe

14/02/2018

Al mismo tiempo que a nivel nacional lingüistas, políticos, periodistas y ciudadanos en general, hombres y mujeres en todos los casos, debatían sobre el «portavoz y portavozas» de la diputada de Podemos Irene Montero, en Teror el Ayuntamiento presentaba un informe sobre el lenguaje que utiliza en sus documentos. El consistorio trabaja por visibilizar a todas y a todos.

El Ayuntamiento de Teror ha analizado las imágenes y el lenguaje utilizado en casi 1.500 documentos municipales para conocer el grado de implicación del consistorio en la integración, visibilización e inclusión de la mujer. Desde la Concejalía de Igualdad de Teror, que dirige Alejandra Reyes, se avanza de esta manera en los objetivos trazados en 2016 en el Primer Plan Municipal de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres de Teror. La revisión documental encargada a la empresa especializada en este ámbito Impulso 7 ha dado un resultado «positivo», aunque todavía queda por hacer. El estudio La aplicación de la perspectiva de género en contenidos municipales ha detectado un avance en el Ayuntamiento de Teror en la inclusión de la perspectiva de género, favoreciendo el lenguaje integrador y el uso de imágenes no discriminatorias.

En total se han analizado 1.475 documentos públicos del Ayuntamiento de Teror, entre publicaciones, informaciones, instancias, reglamentos y normativas, cartelería y señalética, que están disponibles en la web municipal y en los distintos departamentos que atienden a la ciudadanía. De lo que se trata, como apunta la concejala de Igualdad, es de detectar aquellos usos sexistas que pudieran suponer un obstáculo a la consecución de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

«Se ha detectado un avance positivo desde que el consistorio terorense ha impulsado sus políticas de igualdad» con el primer Plan Municipal de Igualdad (2016-2019), «lo que ha favorecido no solo una mayor inversión en actuaciones que contemplen la inclusión de la perspectiva de género, sino la creación de una conciencia social colectiva», puntualiza el análisis. Y la edil Alejandra Reyes va más allá. «Entendemos que desde la administración pública hay que velar por la igualdad», y teniendo en cuenta que «el lenguaje forma parte del proceso de socialización», y que «la mujer está invisibilizada» en la lengua, «tenemos que hacerlas visibles en los documentos». Porque lo que no se nombra no existe –en palabras de George Steiner–.

Lo que no se nombra no existe
Alejandra Reyes: «La sociedad va más rápido que la RAE»

«Desde que tenemos el Plan de Igualdad hemos hecho un esfuerzo desde las distintas concejalías por utilizar un lenguaje integrador», apunta la concejala Alejandra Reyes. Aunque el estudio realizado arroja un balance positivo, «hay aspectos» en los que «hay que seguir mejorando», unas recomendaciones serán trasladadas de arriba a abajo, «empezando por los concejales y concejalas, siguiendo con los técnicos y técnicas», y continuando con toda la escala de profesionales que componen el consistorio de Teror. «Sé que es un tema que sugiere debate», dice Reyes, que puntualiza que «este estudio se ha encargado a un equipo profesional y especializado», con el ánimo de avanzar en las políticas de igualdad, lo que lleva aparejado la utilización de un lenguaje integrador, alejado de estereotipos patriarcales asentados durante siglos. «La sociedad camina más rápido que la RAE. Y el lenguaje es un instrumento social, cuando nombramos hay un significante y un significado, lo que representamos automáticamente. Cuando no se nombra, los femeninos ya no se representan» y la sociedad solo tienen en cuenta a lo masculino. Sabe la concejala de Igualdad de Teror que «hay muchos argumentos a favor del neutro, del masculino como genérico, pero no dejan de ser argumentos para justificar» la invisibilización de la mujer. Ella opta por buscar «un lenguaje más integrador».