La consultora Gipic propone dos carriles soterrados por debajo del nudo de Torre Las Palmas

Un túnel para aliviar Torre Las Palmas

23/10/2017

La solución a los atascos de la autovía podría no estar en la avenida marítima. Un estudio de la consultora Gipic pone sobre la mesa una propuesta que consiste en meter bajo tierra el tráfico que viene de Presidente Alvear hacia el Sur. Así, se evita el entrelazado antes de los túneles de Julio Luengo, la causa principal del atasco.

La vieja aspiración de soterrar la avenida marítima no responde solo al interés de solventar el problema del tráfico, sino que se engarza en la necesidad del habitante de la ciudad de recuperar el encuentro con el mar. De hecho, el hundimiento de la autovía, por sí solo, en las condiciones actuales, no tiene visos de solventar el atasco diario que se produce entre Torre Las Palmas y Belén María.

Por eso, el Cabildo de Gran Canaria mantiene la prioridad en las actuaciones previas (Torre Las Palmas, Plaza de América y Belén María).

Pero la consultora Gipic Ingeniería y Arquitectura apunta una nueva idea. En un estudio presentado al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria hace dos años, como trabajo previo, los expertos señalan que el problema es el entrelazado de los coches que vienen desde León y Castillo para dirigirse hacia el sur, con el tráfico que procede de la zona Puerto, a través de la autovía, y pretende meterse en los túneles de Julio Luengo.

El informe descubre que el número de vehículos que sale hacia la autovía GC-1 es mayor que el que entra hacia los túneles. Por este motivo, se produce un entrelazado que ralentiza la circulación y acaba afectando a la GC-1 hasta la rotonda de Belén María.

Túnel.

La solución que plantea Gipic es quitar un movimiento en el trenzado de Alcaravaneras y aliviar la entrada a los túneles de Julio Luengo y a la calle León y Castillo desde la autovía GC-1.

Para ello, se propone soterrar el sentido de tráfico que viene desde la calle Presidente Alvear en su encuentro con León y Castillo, a la altura de la gasolinera que hay bajo la Casa del Coño.

Así, irán bajo tierra dos carriles de modo que uno dirigirá el tráfico hacia el sur y el otro lo llevará hacia León y Castillo. En ambos casos, los nuevos carriles saldrán después del nudo de Torre Las Palmas, de tal modo que estos movimientos no afectarán a la entrada y salida de los túneles de Julio Luengo.

El director de Gipic, Julio Rodríguez, apunta que la propuesta habría que estudiarla todavía en relación con el resto de intersecciones de la avenida marítima, en especial con la rotonda de la Base Naval y el enlace de Juan XXIII.

En todo caso, la situación actual de la autovía en este punto de su recorrido es de «saturación» y, en su opinión, «está afectando, por su capacidad, al entrelazado de Las Alcaravaneras».

El estudio muestra que entre las 06.00 y las 22.00 horas unos 27.366 coches vienen por la GC-1 y siguen hacia el sur, mientras que otros 12.881 se incorporan al trenzado. Lo curioso del análisis de Gipic Ingeniería y Arquitectura es que desde León y Castillo se incorporan a la autovía un total de 21.483 vehículos en ese mismo periodo. Es decir, salen a la GC-1 casi el doble de los que entran en León y Castillo. En cambio, los que vienen por León y Castillo y siguen recto solo son 5.461 automóviles.

  • 1

    ¿Qué alegoría prefiere para el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria del año próximo?

    Una Noche en Río.
    Versalles.
    La Música.
    Votar Ver Resultados