Un estudio medirá el impacto de todos los eventos de Las Canteras

02/06/2018

Cada celebración y cada acto que se celebre en Las Canteras serán analizados con lupa, a partir de la fiesta de San Juan. El Ayuntamiento ha encargado dos análisis científicos sobre el impacto de los eventos y la situación de La Barra para garantizar la sostenibilidad de la playa.

Los usos futuros que demos a la playa de Las Canteras dependerán, en buena medida, de los resultados de sendos estudios científicos que ha encargado el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria: uno sobre el impacto socioeconómico de los eventos que se desarrollan en la playa; y otro, un cartografiado hiperdetallado del fondo marino, con especial atención a La Barra y su capacidad de carga.

El objetivo de estas medidas, junto a la redacción del nuevo reglamento de Costas y Playas, permitirán garantizar la sostenibilidad de la playa más importante de la capital, según explicó el concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez. También se trata de concienciar a los ciudadanos de que sus acciones resultan claves para garantizar el mantenimiento de las condiciones naturales de Las Canteras.

«En la playa no cabe todo», aseguró el edil, quien recordó que en estos momentos se deniegan dos de cada tres actos para los que se solicita permiso en esta parte del litoral. «Hay que regular los eventos con un sustento científico», añadió Ramírez, quien insistió en que estas decisiones no pueden basarse en la discrecionalidad del político o de los trabajadores municipales.

Por eso, lo que se va a hacer es establecer una especie de «autoguía» para planificar los eventos sostenibles y un «manual de buenas prácticas» para minimizar los impactos negativos de estas celebraciones. La directora del estudio es la catedrática de Geografía Física de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Emma Pérez-Chacón, quien liderará a un equipo del Instituto de Oceanografía y Cambio Global en este cometido.

Este análisis se iniciará a partir de la celebración de la noche de San Juan y se extenderá probablemente hasta diciembre, prestando especial atención a los ruidos y residuos, así como al lugar dónde se producen. «La playa no es homogénea», aclaró Pérez-Chacón, «vamos a trabajar la capacidad de acogida en función de los sectores porque el impacto (de un evento) no es el mismo» en un sitio que en otro.

Radiografía del fondo

El otro gran estudio que ha encargado el Ayuntamiento es el relativo al cartografiado del fondo de la playa de Las Canteras desde la orilla hasta doscientos metros alrededor de La Barra. Para este fin se emplearán tres técnicas innovadoras que permitirán disponer de «uno de los trabajos de mayor precisión y resolución espacial conocidos en el ámbito marino costero español», según relató la investigadora Sara García, cuya empresa, ELittoral ejecutará este proyecto.

El nivel de detalle de este estudio será tal que se podrá conocer la realidad de los fondos, la estructura de La Barra y sus grietas o la definición de los diferentes hábitats marinos hasta un nivel de centímetros.

Todos los análisis tendrán un coste de unos 50.000 euros.