Un derrumbe que colapsa media isla

11/12/2019

El Cabildo de Gran Canaria procedió ayer al cierre temporal del carril derecho de la GC-1 en la entrada a la capital, a la altura del Tivoli, debido al derrumbe en el muro de contención situado bajo la autovía para no sobrecargarla con el tránsito de vehículos pesados y para poder acometer los trabajos de reparación con las máximas garantías de seguridad. Eso ha causado en la mañana de este miércoles un colapso total en el acceso a la capital.

Los técnicos de conservación de las carreteras del Área Metropolitana de Las Palmas de Gran Canaria detectaron en enero de 2019 la aparición de grietas en forma de “media luna” acompañadas de un asentamiento en el carril derecho de ese tramo, por lo que la Consejería de Obras Públicas procedió en aquel momento a la reparación mediante el cajeado del carril derecho y parte del central con la colocación de una geomalla y el reasfaltado del tramo como medida provisional.

Un derrumbe que colapsa media isla

En los últimos días se ha sumado que el muro de mampostería que mantiene este tramo presenta deterioros, constatándose la existencia de roturas del muro en su parte inferior que es preciso reparar para garantizar la seguridad de la vía. Este miércoles habrá una reunión de urgencia que celebrará la Consejería insular de Carreteras.