Oleada de robos en Santa Margarita

25/08/2018

Los vecinos de la urbanización situada en Marzagán denuncian que solo en lo que va a de año han sufrido 26 robos en sus viviendas y vehículos. Reclaman al Ayuntamiento capitalino una presencia policial que en estos momentos aseguran que «no existe» para poder «vivir tranquilos».

Hasta tres veces le han robado a Carlos Suárez Piriz en su casa de Santa Margarita, una urbanización con más de cien viviendas unifamiliares y unos 500 residentes ubicada en Marzagán. Su caso no es excepcional, dice, ya que los residentes en esta zona del municipio capitalino contabilizan «26 robos en lo que va de año». Pero el que sufrió en la madrugada de este martes colmó la paciencia de quien, en su papel de presidente de la comunidad, no dudó en movilizar a sus vecinos para tomar cartas en el asunto y exigir «más seguridad».

«Se metieron en mi casa, me rompieron el cristal del coche y los sorprendí intentando forzar mi garaje», explicó este viernes con la poca voz que le quedaba después gritar todo lo que pudo para ahuyentar a los asaltantes, a los que no pudo identificar pues reconoce que la situación «me bloqueó», ya que su familia estaba en el interior de la vivienda.

Tras conseguir reunir la tarde del jueves a más de 60 de sus vecinos, acordaron hacer pública su situación, por lo que convocaron en la mañana de esta viernes a los medios de comunicación en la urbanización.

«Estamos sufriendo un montón de robos. Este año, en siete meses, llevamos alrededor de veinte robos contabilizados. Hay muchas denuncias, pero hay más robos», expuso ejerciendo de portavoz de unos vecinos que escuchaban con atención sus palabras.

Añadió que él ha sido el último afectado este martes, cuando «me asaltaron a las dos de la madrugada». Pero apuntó que «el pasado domingo a mediodía» se habían «registrado otros dos robos».

Y es que los vecinos de Santa Margarita aseguran que los ladrones actúan tanto de día como de noche, una situación que rompe la tranquilidad de una urbanización que presume de estar «en el campo y a cinco minutos de Triana». Por eso señalan que «vivimos tranquilos pero dormimos inquietos», una situación que quieren revertir.

Así las cosas los vecinos, como indicó Suárez, han decidido organizarse «para cuidarnos entre nosotros», pero reclaman al Ayuntamiento más seguridad. «No ha pasado nada grave, por suerte no ha habido nada malo, no han matado a nadie, pero estamos nerviosos», dijo. Por eso «los vecinos nos hemos juntado para intentar, entre todos, solucionar esto, cuidarnos entre nosotros» y «pedir al Ayuntamiento o a quien corresponda, que nos ponga más vigilancia, de patrullas», algo que «ya estamos haciendo los vecinos».

El portavoz vecinal comentó que «lleva poco tiempo viviendo en la urbanización, pero puso como ejemplo de la oleada de robos que sufren el hecho de que «en estos siete meses me han robado tres veces y contabilizamos 26 robos, pero sabemos que hay más aunque no conocemos a las personas», y recordaba que «hace unos años también pasó lo mismo».

Además, señaló que el no encontrarse en una zona más cercana a la ciudad les perjudica de cara a que se tomen medidas. «Estamos para las autoridades un poquito alejados del centro de Las Palmas y no tenemos tanta vigilancia como quisiéramos tener. Tenemos servicio de limpieza y basura pero no el de la Policía, que es el que más nos impronta hoy por hoy», dijo.

Suárez insistió en que «estamos en un momento en el que no sabemos cómo avanzar» y por eso solicitan «más seguridad, que la Policía empiece a pasar como pasan en otros barrios», pues afirmó que ahora mismo «la presencia policial no existe».

Además, apuntó que la Policía no les informa de detenciones y «no han resuelto nada. No sabemos si son los mismos, si son de aquí o si son de fuera. No nos han dado ninguna noticia».