Preaviso de huelga en la recogida de basura para finales de junio

24/05/2018

Los trabajadores del servicio de recogida de basura han decidido presentar un preaviso de huelga para los días 26, 27 y 28 de junio por el incumplimiento de acuerdos por el tripartito.

Las Palmas de Gran Canaria

La asamblea de trabajadores del servicio de recogida de basura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha decidido presentar un preaviso de huelga para los días 26, 27 y 28 de junio como medida para denunciar el incumplimiento de los acuerdos alcanzados con el gobierno municipal. La decisión, adoptada en la tarde del martes, fue dada a conocer ayer por el presidente del comité de empresa, Pedro Vega, durante el pleno municipal. La decisión será registrada hoy en las oficinas municipales.

Entre los acuerdos incumplidos por parte de la administración se encuentra la actualización de la forma jurídica del órgano desconcentrado de Limpieza; el estancamiento en la definición de la bolsa de trabajo desde que el comité e Intervención rechazaron como mérito a valorar el hecho de no tener vivienda; y, en tercer lugar, el incumplimiento de las condiciones de trabajo, «puesto que aunque el equipo debe estar formado por un conductor y dos operarios, muchas veces se manda a un conductor y un operario, o tres conductores, obligándoles a realizar labores para las que no están formados y que los ponen en riesgo», según explicó Vega.

Estos asuntos, junto a la falta de personal, hacen que haya zonas de la ciudad en las que no se preste el servicio de manera diaria. «Esto pasa en el sector 55, que pasa por Piletas, Isla Perdida, San Lorenzo y La Milagrosa, que han estado dos o tres días sin recogida», aseguró el representante de los trabajadores.

El preaviso de huelga fue conocido durante el debate de una moción presentada por Ciudadanos para que el Ayuntamiento se comprometa a llegar a un acuerdo con los trabajadores y enderece el rumbo del servicio. «Hay trabajadores que llevan meses sin librar un día», denunció el edil Javier Amador, «y los contenedores están rebosando de basura, sobre todo en la periferia».

La concejala de Limpieza, Pilar Álvarez, protagonizó una intervención en la que enumeró todos los aspectos en que ha mejorado el servicio, desde el aspecto material (camiones, repuestos, emisoras) hasta el personal (descanso bisemanal o control horario), lo que provocó críticas de todos los grupos de la oposición.

Al final, el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, recogió el guante lanzado por el comité de empresa. «Ofrecemos la voluntad máxima de este gobierno para que la negociación llegue al mejor de los acuerdos», expuso a los trabajadores de recogida de residuos sólidos, «estaré en las reuniones en las que lo estimen conveniente».