Ocho vehículos son robados en la capital, de media, cada diez días

17/03/2019

Los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria sufrieron el año pasado la sustracción de 273 vehículos. Eso supone un promedio de casi un coche al día, si bien las cifras se han reducido en cien casos si se compara con 2017, cuando fueron objeto de asalto un total de 373 automóviles

Las estadísticas de criminalidad del Ministerio del Interior reflejan que el año pasado se robaron 273 vehículos en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria. Esto supone una media de ocho coches robados cada diez días o alrededor de veinticuatro al mes.

A primera vista, las cifras pueden resultar altas pero ni en la escala temporal ni en la comparación con otras ciudades, la capital grancanaria sale mal parada.

Así, con respecto al año 2017, el número de automóviles sustraídos de las calles de Las Palmas de Gran Canaria se redujo exactamente en cien, ya que hace dos años las fuerzas policiales registraron 373 casos. Esto supone un descenso interanual del 27%, siempre de acuerdo a las cifras de la Secretaría de Estado de Seguridad.

En cuanto a la comparativa con las otras grandes ciudades españolas, puede deducirse que Las Palmas de Gran Canaria es una de las más seguras. Tan solo Zaragoza y Bilbao, con cinco coches robados cada diez días, tienen registros inferiores a los de nuestra ciudad.

En verano

Por estaciones, el verano es la que tiene un peor comportamiento de seguridad. Durante 2018, se produjeron 27 robos de coche al mes -entre julio y septiembre-, lo que supone tres más que la media anual, que es de veinticuatro. En total, se sustrajeron 81 automóviles, una cifra muy superior a los 64 contabilizados entre enero y marzo; los 70 denunciados entre abril y junio; y los 19, entre septiembre y diciembre.

En este aspecto, el año 2018 también fue distinto al 2017. Hace dos años, el mayor número de robos se produjo en el último trimestre del año, con 101 casos contabilizados. De hecho, el verano fue la época con menos sustracciones de automóviles (82), siendo superada también por el segundo trimestre (99) y el primero (91).

En la línea temporal abierta desde 2013 -a partir de este año el Ministerio del Interior comienza a ofrecer los datos a nivel municipal-, el año pasado fue el que registró menor número de robos de vehículos. Así, desde 2014, la anualidad con mayor número de casos (421), la evolución de la actividad delictiva contra los automóviles ha ido descendiendo con altibajos. Así, en 2015 se produjeron 375 robos, mientras que en 2016 se alcanzó el nivel más bajo, con 302 incidentes; pero en 2017 volvió a subir hasta los 373 coches afectados.

Grosso modo, y sin entrar a valorar las diferentes marcas y modelos -que sin duda tienen influencia en la motivación de los ladrones a la hora de perpetrar los robos-, puede extrapolarse que los propietarios de vehículos de Las Palmas de Gran Canaria se enfrentan a un riesgo bajo de vehículos, en torno a un 0,1%, si se pone en relación el número de coches robados con el parque automovilístico de la ciudad.

De nuevo, este porcentaje arroja un saldo positivo frente a las otras grandes ciudades españolas. Solo en Bilbao y Zaragoza esta ratio se reduce a la mitad.

123 vehículos cada mes.

Es el promedio de vehículos robados en las diez grandes ciudades españolas, según los datos de Interior. Esta media solo la superan Madrid y Barcelona. En la cola están Las Palmas de Gran Canaria (veinticuatro), y Bilbao y Zaragoza, con quince cada una.

Madrid, a la cabeza.

La capital española registró 5.455 vehículos robados en 2018. Le siguen, por orden, Barcelona (4.772), Sevilla (1.144), Valencia (846), Palma de Mallorca (791), Málaga (733), Murcia (494), Las Palmas de Gran Canaria (273), Zaragoza (192) y Bilbao (166).

Todos bajan salvo Barcelona.

Todas las grandes capitales registran reducciones salvo Barcelona (+2%). Los que más descienden son Sevilla (-32%), Las Palmas de Gran Canaria (-27%), Murcia (-25%), Zaragoza (-18%), Málaga (-16%), Madrid (-13%), Bilbao (-7%), Valencia (-6%) y Palma de Mallorca (-2%).