Los autónomos tendrán una tarifa plana de 360 euros en la zona azul

11/10/2018

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria presentó la ordenanza fiscal que regula el estacionamiento en las zonas azul y verde, en los que hay un descenso en la imposición de tarifas a los usuarios. Entre las modificaciones se contempla una excención de pago a los vehículos eléctricos.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria dio su visto nuevo a la nueva ordenanza fiscal que regula las zonas verde y azul de aparcamiento, un cambio de tarifas que deberá ser refrendado por el pleno ordinario de final de mes y que, entre otras novedades, presenta una tarifa plana de 360 euros anuales para autónomos.

Tras su aprobación en el pleno y el posterior proceso de exposición pública, los nuevos precios del Servicio de Estacionamiento Regulado estarán operativos antes del final de 2018.

Según palabras de José Eduardo Ramírez, concejal de Movilidad del consistorio, una de las grandes bazas de este nuevo reglaje tarifario está en la tarifa plana a la que podrían incorporarse los 8.425 autónomos que según los registros municipales residen en la capital.

El responsable del área señaló durante su comparecencia que «los usuarios del vehículo privado pueden tener otras alternativas, pero los autónomos que deben estar todo el día haciendo gestiones en la calle, han de tener otras opciones que no les carguen tanto y por eso sacamos la tarifa plana para ellos».

Entre las nuevas tarifas hay cambios sustanciales, como que se amplía el tiempo de estacionamiento en la zona azul. Actualmente se abonan 20 céntimos por 18 minutos de aparcamiento, y en el nuevo documento se mantiene la cantidad pero para 20 minutos de uso.

También descienden las cantidades a pagar en los sanciones, con un 60% de reducción en el castigo por sobrepasar el tiempo de estacionamiento pagado, que pasa de 15 a 6 euros. Por su parte, habrá un descenso de un 68% en la sanción para los que aparquen en la zona azul y verde sin ticket, pasando de los 25 euros a 8, añadiendo que los sancionados pagarán cinco euros, por los ocho actuales, si abonan la multa en el parquímetro durante las primeras 24 horas después de ser multado.

Recaudación.

Por su lado, los vehículos eléctricos contaran con excenciones en el pago de estas tasas, entendiendo el Ayuntamiento que con esto contribuye a una movilidad más sostenible.

José Eduardo Ramírez cargó contra el anterior gobierno municipal, bajo la tutela del Partido Popular, al que acusó de «ir por ahí diciendo que hay que bajar los impuestos en Canarias y subir los concernientes al aparcamiento regulado en un 600%».

Por su lado, David Gómez, coordinador general de Economía, Hacienda, Patrimonio y Contratación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, comentó que «con estas medidas no se trata de recaudar, porque estos impuestos apenas tienen incidencia en el presupuesto de la administración, sino de colaborar y gestionar que haya una ciudad mejor desde el punto de vista medioambiental».

Al respecto, Ramírez continúo en esa línea. «El espacio público destinado a aparcamiento es un bien escaso que debe ser regulado para garantizar una rotación entre los conductores que necesitan aparcar en la calle».

Los responsables de la nueva política tarifaria dijeron desconocer cuánto dejará de ingresar el Ayuntamiento por este concepto. En 2017 se ingresaron 632.000 , y en lo que va de año 1.015.000 euros, por las tasas de excesos horarios y la falta de tique de los incumplidores.

Según José Eduardo Ramírez, en la actualidad hay 5.274 plazas entre zona azul y verde. El concejal de Movilidad añadió que en los próximos meses van a desaparecer 550 estacionamientos de este tipo, que van a ser utilizados para instalar la nueva red de carriles para bicicletas.