Las casas de Ladera de Cuyás, sin vigilancia

23/05/2019

Los desalojados tras el desprendimiento de Paseo de Chil afirman que no existe presencia policial en la zona pese al robo que sufrió una de las casas y del que hacen responsable al Ayuntamiento.

Los vecinos desalojados de las cinco viviendas de Ladera de Cuyás afectadas por el desprendimiento registrado el 11 de abril en Paseo de Chil denuncian que sus casas siguen sin contar con vigilancia, pese al robo que se registró en una de ellas el jueves de la pasada semana. «La vigilancia somos nosotros», afirmó Pascual Gabas, unos de los afectados, en la rueda de prensa que ofreció en la mañana de este miércoles junto a otros compañeros en el Hotel Valencia, su residencia desde que tuvieron que dejar sus hogares.

«No ha habido vigilancia ninguna por la parte de arriba», insistió en alusión a la zona de las casas que dan al Paseo de San Antonio y que fue el lugar por el que entraron a robar en la de Aridane Hernández y Maeva Medina. Por eso no han dudado en organizarse para realizar las tareas de vigilancia. «Los vecinos nos hemos turnado», dijo. Y puso como ejemplo que en la noche del martes al miércoles estuvo junto a «Aridane hasta las 3 de la madrugada» sin que se percataran de presencia policial alguna.

Además, criticó la falta de respuesta municipal y en concreto del concejal de Urbanismo. «El señor Doreste nos ha engañado», expuso este vecino que también lo señaló como responsable del robo. «El culpable es Doreste porque le hemos rogado que nos dejara entrar en nuestras casas», recordó. Asimismo, indicó que no descarta que haya habido otros robos. «Todavía no sé si han robado en mi casa», afirmó.

Maeva Medina tampoco dudó en culpar al Ayuntamiento y al concejal de Urbanismo del asalto que sufrió la vivienda que comparte con su marido, Aridane, sus dos hijos y su madre. Así, explicó que confiaron en su palabra de que «las casas estaban vigiladas las 24 horas del día con perros de la Policía Local y un dron», pero «el jueves pasado cuatro ladrones me desvalijaron la casa a las tres de la tarde». Señaló que el aviso de los vecinos del Paseo de San Antonio a la Policía permitió detener a dos de los asaltantes en la vivienda.

Criticó que Doreste dijera que el robo se produjo en el cambio de turno de los agentes porque este lunes acudió a la Policía Local con su marido y les informaron que las «dos patrullas que hay en Paseo de Chil están para dirigir el tráfico no para vigilar nuestras casas». Por eso se pregunta «¿dónde está la vigilancia?» y «¿quién va a pagar los daños de mi vivienda?».

Dijo que aún no tiene una lista completa de lo sustraído pero que, entre otras cosas, se llevaron «las huchas de los niños, que eran los ahorros para el verano» y tenían «entre 500 y 600 euros cada una». Entiende que Doreste y el Ayuntamiento tienen que «hacerse responsables» del robo.

Marcy Vázquez, otra de las desalojas, lamentó «la falta de humanidad» de los responsables políticos pues aún no ha podido entrar a su casa y coger la bomba de oxígeno que necesita su hermana, que padece una grave dolencia pulmonar.

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados