La reforma de Barceló condiciona la temporada del Julio Navarro

28/08/2018

El retraso en el inicio de la actuación del grupo hotelero en el Julio Navarro «condiciona la pretemporada y la temporada» del CN Las Palmas, que desarrolla su actividad deportiva en estas instalaciones, y de la Federación de Natación, explica el presidente de la entidad, Pedro Estévez.

«Ni están ni se les espera». Con estas palabras expresa el presidente del Club Natación Las Palmas, Pedro Estévez, la «incertidumbre» que confiesa se vive en la entidad deportiva que desarrolla su actividad en el complejo de piscinas Julio Navarro y Roque Díaz de la capital grancanaria, ante el retraso en el inicio de los trabajos de reforma que el grupo hotelero Barceló va a llevar a cabo en este entorno vinculados a la remodelación del hotel Santa Catalina del que es adjudicatario por un periodo de 35 años, ya en marcha en estos momentos.

«He llamado y he enviado correos tanto a Barceló como al Ayuntamiento pero no me contestan, no sé si es que todo el mundo está de vacaciones», dice el representante del club de natación que explica que ha tratado de informarse de los motivos por los que no han comenzado las obras ya que afecta directamente a la organización de las actividades de la entidad.

«Condiciona la pretemporada y la temporada del club y también la de la Federación de Natación», señala al referirse a que desconoce «las piscinas que vamos a tener disponibles, y la Federación suele tirar de las que están libres para organizar los campeonatos».

Asegura que al retraso en el comienzo de unos trabajos que los representantes del grupo hotelero fijaron para finales de julio en la presentación del proyecto a desarrollar en las instalaciones de titularidad municipal, el día 10 del mes pasado, se suma el hecho de que el Ayuntamiento capitalino tiene previsto «hacer unas obras para renovar el sistema eléctrico de las piscinas», lo que considera «puede interferir» en la actuación diseñada para este espacio por Barceló. «Les pido que se coordinen», solicita el presidente del CN Las Palmas.

Hay que recordar que el proyecto de reforma de Barceló para estas instalaciones del entorno del parque Doramas comprendía en un primer momento la construcción de una piscina de 25 metros en su parte alta, la que linda con la calle Emilio Ley, a cambio de que el grupo hotelero se quedara con la que ahora mismo existe, la denominada Roque Díaz y más próxima al Santa Catalina, para uso exclusivo de la clientela del hotel.

Sin embargo, esta opción se descartó y en la presentación del proyecto definitivo Barceló anunció que mantenía la construcción de la piscina de 25 metros, pero la actual Roque Díaz se convertiría en espacio verde libre para la ciudad, lo que se traduciría en 1.341 metros cuadrados de zona ajardinada.

Pero, además, la reforma del Julio Navarro comprende la construcción de un edificio de dos plantas y forma triangular que va a contar con un ascensor, un bar-cafetería, un lobby de acceso, zona administrativa, gimnasio, tienda, varias salas polivalentes y cuatro vestuarios, dos para adultos y dos para uso infantil.

Asimismo, la actuación a acometer por grupo hotelero contempla una zona técnica para almacenes y cuartos de maquinaria y servicio, diversos patios abiertos y terrazas a distinto nivel que incrementarán las zonas de solarium.

Este proyecto, que cuenta con una inversión inicial de 2,4 millones de euros, tendrá en cuenta las condiciones de accesibilidad para evitar los obstáculos a personas con movilidad reducida.

Además, se mantendrá la actual piscina olímpica, la cubeta de entrenamiento y los vestuarios para adultos. Está previsto que los socios puedan usar la Roque Díaz hasta que se construya la nueva piscina de 25 metros en la parte alta.

  • 1

    ¿Le parece oportuno que la Armada exhiba las mayores maniobras del año en la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados