La recuperación de los bancales, vinculada a su necesidad

23/11/2018

Manuel Gallego intervino este jueves en el Seminario Internacional Habitando en Paisajes de Bancales, en la Escuela de Arquitectura de la capital

ETIQUETAS:

Manuel Gallego Jorreto, arquitecto, catedrático de Proyectos Arquitectónicos de la Universidad de A Coruña, ofreció ayer una conferencia magistral en la que reflexionó sobre la importancia del contexto en arquitectura. «La realidad es que no sé cómo hablar de arquitectura sin hablar de contexto», dijo Gallardo, quien considera que arquitectura y urbanismo son un mismo tema.

En referencia al paisaje de bancales, declaró que «paisaje es construir un territorio cómo se formaliza un orden». Añadió que «bancales es el exponente más hermoso de lo que es una necesidad. La recuperación de los bancales debe pasar porque vuelvan a ser necesarios».

Ayer se celebró la segunda jornada del Seminario Internacional Habitando en Paisajes de Bancales, el cuarto evento preparatorio del IV Congreso Mundial ITLA Re-encantar Bancales, que se celebrará en todas las islas del archipiélago en marzo de 2019.

Entre los ponentes se encuentran profesionales como Enrico Fontanari, Dr. Arquitecto. Profesor de Urbanismo de la Universidad IUAV de Venezia, que ha querido destacar el enorme potencial como recurso agrícola, hidrológico y estético de los bancales y en los que se requiere trabajar para garantizar su accesibilidad, seguridad e infraestructuras y realizar una potente inversión por parte de las administraciones públicas para poder enlazarlos así con un turismo sostenible y diferente. Siendo muy importante también que sean transformados sin perder su memoria ni valor estético. «Es necesario reflexionar sobre las condiciones que han permitido y pueden permitir en el futuro rescatar los bancales como paisaje cultural», señaló Fontanari.

Lidia Romero, doctora en Geografía. Miembro ITL, profesora de Geografía de la ULPGC, propone la recuperación de la memoria de terrazas y bancales. Destacando, entre otros puntos que, «a la hora de definir el paisaje cultural tenemos que meter a las personas en el proceso para que sean conscientes y partícipes del mismo. Quienes habitaron, construyeron y cultivaron los territorios de bancales compartan sus experiencias».