La Infantería de Marina y cómo responder frente a las amenazas

    Cargando reproductor ...
09/05/2018

La Unidad de Seguridad de Canarias comienza en la Estación Radio Naval de Almatriche los ejercicios tácticos FPEX-18, en el que muestra su capacidad de respuesta ante posibles ataque contra sus instalaciones en Las Palmas de Gran Canaria.

La Armada en secano, lejos del mar y sin el olor a grasa de los buques, también tiene misiones que cumplir. Sin ir más lejos, eso le sucede a la propia Unidad de Seguridad de Canarias y sus 200 efectivos, adscritos a Infantería de Marina, que estos días desarrollan en sus unidades navales en la isla los ejercicios tácticos correspondientes a la Fuerza de Protección de la que forma parte junto a el Tercio Norte en Ferrol, el Tercio Sur en San Fernando de Cádiz, el Tercio de Levante en Cartagena y la Agrupación de Madrid.

La Unidad de Seguridad de Canarias, con base en el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria, se encuentra participando en las maniobras correspondientes al FPEX-18. Tres días de ejercicios que se comenzaron a desarrollar ayer con la actividad centrada en la Estación Radio Naval de Almatriche, una de las dos bases de este tipo con las que cuenta la Armada en Gran Canaria. La otra está localizada en El Picacho, Arucas.

La base de Almatriche fue el escenario en el que ayer se pusieron en marcha las actividades. El control de masas y la localización de explosivos formaron parte de algunos de los ejercicios que el personal militar llevaron a cabo ante los medios de comunicación invitados a presenciar en directo su realización.

Estas maniobras forman parte de trabajo de adiestramiento de los miembros de la Fuerza de Protección en la isla. «Este es el ejercicio más importante del año. En el cual ponemos en práctica la seguridad de instalaciones navales en Canarias. Durante estos días las bases van a tener una serie de incidencias, con unas amenazas, con las cuales tendrán que poner práctica los procedimientos que se encuentran en su plan de seguridad. Y en caso de que esa amenaza le sobrepase tendrá que pedir apoyo a la Unidad de Seguridad de Canarias, ubicada en el Arsenal, que prestara los apoyos necesarios para reaccionar», explicó a los medios Carlos Llaca, segundo comandante de la Unidad de Seguridad de Canarias.

La Infantería de Marina y cómo responder frente a las amenazas

Llaca marca las coordenadas del ejercicio táctico, que cuenta con coordinación desde Cartagena dada el carácter nacional de las maniobras. «Lo que intentamos poner en práctica es el plan de contingencia que tiene la Unidad de Seguridad de Canarias en apoyo a estas instalaciones. Y, a su vez, ponemos en práctica el sistema de mando y control de nuestro jefe de unidad en el Arsenal, que con toda la información que se le proporciona va tomando decisiones para hacer reaccionar contra las amenazas. Y, por su parte, el general Gacio, que se encuentra en Cartagena, a nivel fuerza de protección, porque este ejercicio se celebra en todo el territorio español, tendrá que tomar sus decisiones para contrarrestar las amenazas que se provocan en todas las instalaciones», manifestó.

El comandante de la Unidad de Seguridad de Canarias expone sobre qué tipo de ataques está prevenida su unidad para ofrecer una respuesta. «Trabajamos todo tipo de amenazas. Intrusos en instalaciones navales. Amenazas terroristas o manifestaciones en las puestas de las instalaciones. Paquetes bomba. Una serie de circunstancias para los que la unidad cuenta con unos procedimientos de seguridad, los cuales deberán poner en práctica», añadió.

El capitán Miguel Ángel Hernández Villena dirigió a los grupos que, enfundados en uniformes y equipamiento militar por un lado, y en ropa de civil por el otro, participaron de los simulacros que se desarrollaron en Almatriche. «Esto también nos muestra como un posible apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en caso de la necesidad de intervenir de nuestra unidad», comentó.

Hernández Villena desveló algunos de los protocolos que la Unidad de Seguridad de Canarias utiliza en sus actuaciones. «El caso de armas de fuego, el procedimiento es sencillo. Había población civil de por medio, en ese caso se actúa con delicadeza. El tema de explosivos, en primera instancia se enviaría un perro de desactivación de explosivos, en el que se valoraría la tenencia de explosivos del supuesto terrorista, y en segunda instancia se mandaría un segundo perro que reconfirmaría por lo que se avisaría a los Tedax para su desactivación», indicó.

Con estos ejercicios, la Armada comprueba el nivel de adiestramiento de sus unidades en su cometido principal de protección de instalaciones, al mismo tiempo que se comprueba la adecuación de los procedimientos.

Las Palmas de Gran Canaria

  • 1

    ¿Le parece correcto que la próxima cabalgata del carnaval en Las Palmas de Gran Canaria vuelva a salir de La Isleta?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados