La bici gana 15 kilómetros de vía exclusiva a costa del automóvil

07/06/2018

El Ayuntamiento ha dado los primeros pasos para desplegar la nueva red carriles de bici de la ciudad con la licitación de dos tramos: el que va del Hospital Insular a la plaza de España; y el que conecta Triana con Manuel Becerra. Los dos proyectos, que salen a concurso por 1,47 millones de euros en conjunto, suponen la creación de quince carriles bici, de los veinticinco que tendrá la nueva red.

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, confía en que los dos itinerarios estén operativos a fines de año: el primero parte de Hoya de La Plata y pasa por el Paseo de San José, Primero de Mayo, Paseo de Chil y plaza de España; por su lado, el otro sale del Guiniguada y recorre León y Castillo, Alcaravaneras, Albareda, Juan Rejón y Manuel Becerra.

El nuevo paso para bicicletas baja de las aceras para permitir mejorar la convivencia con el peatón y le roba espacio al coche. De este modo, se prevé la eliminación de un carril de circulación en las calles León y Castillo, Eufemiano Jurado, Primero de Mayo, Muro y Paseo de Chil, o, al menos, en algún tramo de ellas.

Además, habrá que quitar plazas de aparcamiento en diez calles (Malteses, Losero, Francisco Gourié, Salvador Cuyás, Albareda, Juan Rejón, Paseo de San José, Reyes Católicos, Maninidra y Primero de Mayo) y cambiar las paradas de taxis en otras dos (Malteses y General Bravo).

El director general de Movilidad del Consistorio capitalino, Heriberto Dávila, detalló que también habrá calles en las que se reducirá el ancho de los carriles que usan los automóviles para ganar espacio para la vía ciclista. Esta medida tiene el beneficio añadido de que logra un calmado de tráfico al tener que reducir los conductores su velocidad.

Multiplicar por diez

La intención que tiene el Ayuntamiento es conseguir que la bicicleta se convierta en un medio de transporte más. Para ello, cifra sus esperanzas en la posibilidad de que el número de desplazamientos en bici pase de los 5.000 diarios que se contabilizan en la actualidad hasta los 50.000.

Aunque la cifra pueda parecer demasiado ambiciosa, el grupo de gobierno confía en alcanzar este nivel después de conocer los efectos que tuvo en Sevilla la implantación de su red ciclista. Según Dávila, en la capital andaluza se pasó de los 5.000 desplazamientos diarios a los 70.000.

Además, Sevilla se pone como ejemplo del efecto beneficioso que puede tener la red ciclista sobre la política de aparcamientos. Según el director general de Movilidad, en la ciudad andaluza unos 20.000 conductores dejan su coche entre semana y optan por la bicicleta, con lo que se «gana aparcamiento».

El concejal de gobierno Pedro Quevedo insistió también en la necesidad de «combatir el uso del automóvil en la ciudad porque no es bueno para nadie».

Las vías ciclistas serán bidireccionales y tendrán un ancho medio de 2,3 metros

Los nuevos carriles, que se suman a los doce kilómetros actuales, serán bidireccionales y tendrán una anchura media de 2,3 metros, aunque esto también dependerá de las condiciones de cada una de las calles.

Serán visibles por su color rojizo -salvo en el casco histórico, donde no resaltarán tanto para no afectar visualmente al paisaje urbano- y estarán separados de peatones por bolardos y bordillos de hormigón, principalmente. En el caso de León y Castillo, los bolardos serán retirables para permitir el desarrollo de grandes eventos como cabalgatas.

El diseño de los itinerarios trata de seguir la «línea más recta posible» entre el origen y el destino. Y como novedad, se permitirá el tránsito de personas en sillas de ruedas por ellos.

Como regla general, se evita la convivencia con la MetroGuagua, salvo en tramos como Mesa y López o el paseo de Blas Cabrera Felipe.