Las Palmas de Gran Canaria

La ciudad alta ganará casi 24 kilómetros de vías ciclistas

20/03/2017

La actualización del plan director de la bici que impulsa el Ayuntamiento desde fines del año pasado no sólo prevé reordenar la red ciclista de la parte baja de la ciudad, sino que, además, apunta la posibilidad de abrir unos itinerarios complementarios por la parte alta de la ciudad de casi 24 kilómetros de longitud.

El revisado plan director de la bicicleta de Las Palmas de Gran Canaria, que el grupo municipal de gobierno se encuentra estudiando en estos momentos, no solo plantea una reconfiguración de las vías ciclistas en la parte baja de la ciudad a costa de reducir el número de carriles para automóviles, de eliminar filas de aparcamiento o de estrechar las vías en algunas de las calles principales de la ciudad. También apunta la posibilidad de crear una segunda fase de vías ciclistas para la parte alta de la ciudad, hasta ahora la gran olvidada de las políticas de movilidad que impulsan el uso de la bicicleta como alternativa real al transporte motorizado en la ciudad.

El documento que maneja la Corporación desde finales de diciembre del año pasado esboza una red alternativa para la parte alta de la ciudad que se extiende por un total de 23,74 kilómetros.

Básicamente son tres vías las que subirán a la plataforma urbana más alta. La primera discurriría por la carretera de Chile y luego, a la altura del hospital Doctor Negrín, giraría para seguir por las avenidas de Juan Carlos I y Pintor Felo Monzón. Este carril entroncaría con los nuevos propuestos en Mesa y López y Fernando Guanarteme.

El segundo acceso a Ciudad Alta desde la plataforma baja de la ciudad se plantea siguiendo la avenida de Escaleritas hasta la rotonda de La Ballena, partiendo desde el paseo de Chil. Este trayecto presenta una bifurcación que conduciría a los ciclistas hasta la zona de Schamann, a la que también se llegaría desde el nuevo carril bici que se ha planteado en la calle Párroco Villar Reina.

La tercera alternativa ciclista propuesta en Ciudad Alta seguiría la Carretera General del Norte hasta  la rotonda de La Ballena, donde conectaría con el carril bici de Escaleritas. También se plantea en este caso un trayecto a Schamann por el paseo de San Antonio.