Jinámar no quiere este parque

14/09/2019

La asociación de vecinos Thenesor critica que no se haya contado con los colectivos para diseñar la zona verde sobre el antiguo colegio Europa. Ellos piden un local social

El presidente de la asociación de vecinos Thenesor, Paco Suárez, insiste a la hora de elaborar esta noticia: «No quiero paños calientes». Está tan enfadado que no se muerde la lengua. Entre el diseño del nuevo parque sobre el colegio Europa, la falta de inversión en el barrio y el olvido de las instituciones, la contundencia le surge de modo natural.

La obra del parque en el antiguo colegio Europa es la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de estos vecinos. Allí, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está culminando las obras de derribo del centro educativo, que quedó inutilizado en 2015 como consecuencia de los daños que generaron las lluvias de ese año. Su intención es construir un parque de casi 9.000 metros cuadrados que no cumple todas las expectativas de estos vecinos.

«Nosotros pretendíamos la construcción de un centro social porque el barrio no tiene y que el parque tuviera un cierre perimetral, como el de Las Edades o el Juan Pablo II, en Siete Palmas», expuso el representante de la asociación que cubre todo Jinámar, en los dos municipios.

«Si me dicen que hay que tirar el colegio, les digo que sí porque ya estaba destruido», prosigue, «pero la participación ciudadana no quiere enterarse de esta historia».

Para él, el responsable es el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, «porque tiene unos concejales ineptos».

La falta de participación en la definición de los proyectos no es el único problema que denuncia la asociación de vecinos Thenesor. «Hay además un plan integral para Jinámar, en el que deberían intervenir todos los colectivos, y Thenesor y otras asociaciones no han sido invitados», prosiguió.

«El reglamento de participación ciudadana nos costó conseguirlo entre dos y tres años de discusiones», expuso, «pero ahora vemos que el proyecto se elabora sin la participación de quienes serán sus beneficiarios directos, los vecinos».

Sensibilidad nula. También lamenta la nula sensibilidad social de las instituciones canarias con las personas con menos necesidades del barrio. Así, recordó que hay medio millar de familias que reciben ayuda del banco de alimentos y que «ninguna de ellas participa con el transporte».

«Es claro y manifiesto nuestro enfado con el Ayuntamiento pues este barrio sigue en el olvido de la clase política», indicó, «esperábamos que un gobierno de izquierdas fuere más sensible que los anteriores, pero desgraciadamente, tenemos que decir que no hay diferencias».

El representante vecinal enumera las carencias: «ni política social, ni planes de empleo, el alumbrado está al mínimo posible y hay falta de equipamientos». En resumen, «el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria brilla por su ausencia en Jinámar».

Pero si hay algo que hace temblar, literalmente, a los vecinos de la fase III de Jinámar es el mal estado del asfalto que hay en la vía paralela a las ramblas y que da servicio a los bloques de viviendas de esta zona. «Se nos han aflojado hasta los tornillos de las ruedas», indicó Paco Suárez. El traqueteo es tal que muchos coches empiezan a buscar las zonas de asfaltado menos malogradas, invadiendo en ocasiones el sentido contrario, con el consiguiente riesgo de accidente.

Respecto a la posible creación de una mesa para crear un plan integral, Suárez dijo que «solo son palabras bonitas».

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados