El Ayuntamiento anuncia la construcción de un campo de entrenamiento policial para el próximo mandato

Galería de tiro en el Manuel Lois

13/03/2018

El Ayuntamiento está iniciando un proyecto para construir una galería de tiro para la Policía Local en el antiguo acuartelamiento Manuel Lois. La instalación solventaría la carencia que sufren los agentes ahora, algunos de los que llevan tres meses sin practicar. Sin embargo, no estará operativo hasta el mandato que viene.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, explicó este lunes que el grupo de gobierno está trabajando en la redacción de un proyecto de construcción de una galería de tiro para la Policía Local en el acuartelamiento Manuel Lois.

El polígono de prácticas estaría ubicado en el fondo de las antiguas instalaciones militares, muy cerca del club de tiro deportivo Camino de Leñadores, en el barranco de Las Majadillas. Hasta hace poco más de un mes, este club era el utilizado por la Policía Local para realizar sus prácticas de tiro, pero el impago de las facturas por parte del Ayuntamiento ha terminado por cerrar las puertas del club a los agentes. Hay que recordar que la deuda acumulada hasta febrero con los gestores del centro deportivo es de 9.925,86 euros, según los datos que maneja el propio Consistorio capitalino.

El concejal Doreste detalló que la construcción de la primera galería de tiro municipal se acometerá ya en el siguiente mandato. Y emplazó a la financiación de esta operación a la posibilidad de utilizar el superávit, pendiente de autorización del Estado. «No creo que sea muy caro, el problema está más en los condicionantes técnicos y de seguridad», aseguró el edil de Urbanismo.

Desde el Gobierno de Canarias se calcula que unas instalaciones tipo, mediante el acondicionamiento de estructuras previas, podría rondar los 160.000 o los 180.000 euros. Estas mismas fuentes indicaron que en estos momentos el Ejecutivo autónomo está estudiando varias alternativas para ubicar una galería de tiro que pudieran usar todas las policías locales de Gran Canaria, como ocurre en Tenerife con el polígono de Añaza. Se ha estudiado algunas ubicaciones en Santa Lucía y en el barrio de Las Torres de la capital grancanaria, pero el proyecto está aún en pañales.

Para los policías, la activación de la galería de tiro resulta fundamental. «Es como un médico, necesitamos práctica», señaló Iván Jiménez (CC OO). «necesitamos una solución inminente, que se pague lo que se debe al campo de tiro para que se pueda abrir de nuevo la galería a los agentes». Por su lado, Víctor García (USPB) considera «fundamental» poder realizar estas prácticas, que son obligatorias por ley como mínimo dos veces al año. «En este asunto no podemos estar con parches», añadió. Desde UGT, José Antonio Alonso reclamó el mismo trato para Gran Canaria que a Tenerife.

Galería de tiro en el Manuel Lois

El portavoz de la Unión Sindical de Policía y Bomberos (USPB), Víctor García, propuso poner fin a la política de alquiler de instalaciones y equipamientos. Y no solo con el campo de tiro. García planteó la necesidad de que también la unidad equina de la Policía Local, que se encuentra en fase de pruebas, pase a formar parte de la estructura estable del cuerpo con la compra de los caballos. «Es necesario que los animales y el material de los caballos sean propiedad de la Policía Local y se abandonen los procedimientos y estas fórmulas de alquiler de animales y material», aseguró el representante de los agentes.

«De seguir su implantación, los caballos deben ampliar su labor a la vigilancia y patrulla del cinturón verde de la ciudad, en especial del barranco del Guiniguada». Para Víctor García, «se trata de una zona de ocio en la que la utilización de los caballos generaría más seguridad, especialmente por el número de personas que hacen deporten por esta zona, y se mantendría la vigilancia de la normativa medioambiental».

En estos momentos, la Policía Local de la capital grancanaria espera la puesta en funcionamiento de veintidós coches nuevos, doce motos y un furgón para atestados, algunos de ellos por renting.