Barceló firma con el Ayuntamiento la gestión del hotel por los próximos 35 años

El Santa Catalina se abre al Doramas

    Cargando reproductor ...
07/11/2017

El nuevo hotel Santa Catalina se abrirá al parque Doramas gracias al descubrimiento de dos patios que hasta ahora estaban cerrados y a la creación de un atrio en su fachada posterior que dará acceso a la zona verde. La propuesta se incluye en el contrato de arrendamiento que el Ayuntamiento firmó este lunes con Barceló.

Barceló firmó ayer con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria la concesión por 35 años de la gestión del hotel Santa Catalina. Su propuesta fue la ganadora del concurso convocado por el Consistorio gracias a un planteamiento de modernización que tiene, entre algunos de sus puntos fuertes, la conexión del inmueble con el parque Doramas.

Para ello, según explicó el director regional de Barceló Hotels & Resorts en Canarias, Ángel Esquinas, se descubrirán los dos patios que hay entre los bloques de apartamentos de forma que se conviertan en pasillos entre los dos lados del parque. Esquinas explicó que la idea es recuperar la filosofía de Miguel Martín-Fernández de la Torre porque originariamente estos dos patios estaban abiertos y luego «fueron tapados».

La conexión con el Doramas se remata con un atrio en la parte trasera del hotel que también podría albergar una terraza.

El concejal de Turismo, Pedro Quevedo, apuntó que esta integración en el entorno del Doramas y del Pueblo Canario había sido una de las claves por la que se decantó la comisión evaluadora de las propuestas que concursaron.

Además, se rodonalizará el acceso rodado, dejándolo como una vía de servicio al hotel, y sacando la parada de taxis a León y Castillo. Y se creará una especie de área chill out en la azotea del Santa Catalina.

Representantes municipales y de Barceló con la propuesta. / <b>C7</b>
Representantes municipales y de Barceló con la propuesta. / C7

El grupo Barceló convertirá el centenario hotel en el nuevo Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel tras una inversión de 24,5 millones de euros. De esta cantidad, unos 22 millones se utilizarán en los nueve meses de obras que se iniciarán en torno a marzo y que mantendrán el hotel cerrado hasta principios de 2019.

La inversión se recuperará en doce años y medio

El resto se tendrá que invertir antes de 2020. Y la compañía se compromete a mantener el inmueble en perfecto estado de conservación con aportaciones periódicas. Una de las más importantes se tendrá que hacer en torno al año 2037, momento en que el inmueble se renovará con una inyección de unos ocho millones de euros.

Desde Barceló se apunta que la inversión se rentabilizará a partir del decimosegundo año de explotación, es decir, en torno a 2029.

Los precios de las habitaciones del nuevo hotel de lujo estarán por debajo de los 400 euros la noche.

Además, la ciudad percibirá 600.000 euros al año en concepto de canon por la concesión.