El Museo Canario no puede pagar el salario de sus empleados

25/10/2018

Una discrepancia contable bloquea los 500.000 euros que aporta el Cabildo

El presidente del Museo Canario, Diego López, ha remitido una carta a los socios de la institución cultural para informarles de todos los problemas económicos por los que atraviesa la entidad. En la misiva, López asegura que «la escasez financiera en la que nos encontramos en estas fechas es catastrófica, puesto que hemos dejado ya de hacer frente a salarios, tributos y otros pagos perentorios».

El problema es que el Museo Canario no ha recibido «la subvención para 2018 del Cabildo de Gran Canaria, debido a una discrepancia contable con la justificación de la ayuda de 2017, presentada en marzo». Y ello porque como el Museo Canario obtuvo beneficios -93.149 euros-, el Cabildo reclama la devolución de este dinero para poder liberar, conforme a la norma, la subvención de este año, que es de medio millón de euros.

El consejero de Hacienda, Pedro Justo, explicó que para desbloquear la situación se había propuesto al Museo Canario reducir la subvención a 407.000 euros y discutir luego el destino de los 93.000 euros restantes, pero una alegación de la institución insular -que entiende que el excedente del ejercicio económico de 2017 no son beneficios- bloqueó el trámite de liberación de los fondos, que estaba previsto para el principio de esta semana.

En principio, el Museo Canario había pedido una ampliación de quince días para mantener la tramitación del proceso, pero el Cabildo de Gran Canaria es partidario de denegar esta petición y tratar de acelerar el pago de los fondos, que en estos momentos tiene el reparo de Intervención.

Parte de los beneficios tienen su origen en una aportación extra del Cabildo para compensar un impago anterior.