El aislamiento del Jardín Canario

28/10/2019

Los vecinos de El Dragonal y los regentes del botánico se sienten aislados por la falta de conexión de transporte público con el centro de la ciudad. Los turistas que visitan el Viera y Clavijo se encuentran con que no tienen medios públicos para retornar, lo que les obliga a desandar el camino.

El botánico Eric Sventenius, padre del Jardín Canario, falleció atropellado en la carretera de acceso al centro mientras esperaba a su mujer un sábado de junio de 1973. Esas carreteras, conexión con la ciudad del Botánico Viera y Clavijo, siguen generando controversia. En este caso por la falta de transporte público que enlace con el centro de la ciudad. No hay guaguas que devuelvan al centro urbano a los turistas, tampoco hay conexión para los vecinos que se ven obligados a utilizar el vehículo privado para desplazarse.

Los vecinos de los dos dragonales, el Alto y el Bajo, y los de El Cañón son víctimas de este problema. Incomunicados, con una única línea de Global que pasa por delante del Jardín con una rutina de cada dos horas cada día. Ellos lamentan su situación, arraigada en el tiempo.

También lamenta este hecho Juli Caujapé, director del Jardín Canario, que lleva tiempo hablando con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para tratar de solventar esta situación. «El servicio en la carretera del Dragonal es inexistente», lamenta.

Caujapé anota en el libro de reclamaciones quejas de los turistas que visitan en el parque. Después de un encuentro con la flora más representativa de las islas, desde el acceso de Tafira, los visitantes se encuentran que llegan a la zona baja y no tienen como regresar al casco urbano de la ciudad.

El director del centro valora poner lanzaderas en la salida

«Es verdad que desde Tafira tenemos más opciones. Aunque la parada debería estar más próxima a la entrada y mejor señalizada», relata el responsable de la infraestructura. «Pero cuando los visitantes llegan a la zona de abajo cuando terminan su recorrido se quedan sorprendidos porque no hay servicio público que les permita regresar. Apenas una Global que pasa con mucho tiempo entre líneas, y ninguna de Guaguas Municipales», explica.

Esto obliga, según Caujapé, a un esfuerzo por parte de los visitantes. «Cuando terminan en la zona de abajo solo tienen dos opciones: o se llaman a un taxi para que los traslade o tienen que volver a hacer todo el recorrido y llegar hasta arriba de nuevo para poder pillar una guagua en las paradas de Tafira», afirma.

Vecinos aislados.

Los vecinos comparten la queja. Se lamentan de que en una ciudad que asegura perseguir un ambiente más limpio se esté obligando tanto a los residentes de la zona como a los visitantes del Jardín Canario a utilizar el coche como la mejor opción para moverse por la zona.

Según Juli Caujapé esta es una batalla lejana, aunque espera ganarla algún día. «Hemos mantenido muchas conversaciones con el Ayuntamiento para tratar de resolver este problema. Principalmente con el responsable de Turismo, que es Pedro Quevedo. Y también ha estado presente José Eduardo Ramírez, el concejal de Movilidad. Todos han mostrado predisposición para encarrilar el tema, esperemos que se pueda conseguir en un futuro no muy lejano», expone.

Una de las soluciones que ofrece el director del Jardín Botánico Viera y Clavijo es la de establecer un servicio de lanzaderas que, al menos, consigan comunicar a los visitantes que finalizan su recorrido en el acceso inferior del Dragonal con las paradas de Tafira, facilitando así la conexión y propiciando una mayor interacción entre la capital de la isla y una de sus más emblemáticas infraestructuras.

Por otro lado el responsable de una de las más importantes atracciones que hay en la isla, expresa que «se ha construido un nuevo espacio de aparcamientos que permite recibir más coches, pero no es lo ideal. Es incluso contradictorio por la huella de carbono que eso genera en contra del medioambiente».

  • 1

    ¿Los desvíos de tráfico por El Sebadal y el Acuario acabarán con los atascos en la salida del Puerto de La Luz?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados