La seguridad a prueba

    Cargando reproductor ...
22/05/2017

Entre el 22 y 24 de mayo, la Fuerza de Protección de la Armada (FUPRO) realiza el mayor de sus ejercicios anuales, en el que desplegará sus unidades a lo largo de toda la geografía española para hacer frente a amenazas simuladas contra la seguridad de diferentes instalaciones de la Armada.

Una multitud se posiciona de manera no autorizada en la entrada de la Estación de Radio ‘El Picacho’, en Arucas, y ni la lluvia ni las palabras disuasorias de los agentes que le impiden la entrada consiguen apaciguarla. Comienzan a sonar las sirenas y el despliegue de seguridad interviene, ahora sí, de una forma más violenta, con porras y perros incluidos.

Este es uno de los ejercicios que se les ha presentado este lunes a los militares de la estación radionaval, después de haber realizado unas horas antes esa misma mañana un simulacro de alerta por bomba.

«Estos ejercicios son los más importantes del año», explica Carlos Llaca, segundo comandante de la unidad de seguridad de Canarias. «Lo que queremos poner en práctica son los procedimientos de seguridad y activar a las unidades de infantería de marina, cuya misión es proteger las instalaciones de la Armada, para que estemos adiestrados para actuar en una situación de crisis», afirmó.

Ninguno de sus 205 miembros conoce de antemano cuáles serán los simulacros a los que deben hacer frente. «Para este tipo de intervenciones no nos avisan», asegura el teniente Villena, comandante de la policía naval de Canarias. «Tenemos unas determinadas alertas a ciertas horas y en función de eso nos movemos», explicó.

Alrededor de 1700 hombres procedentes de las unidades de toda España, incluyendo tercios, agrupaciones y la unidad de seguridad de Canarias, participan en los ejercicios programados por la fuerza de protección, cuyo mando se encuentra en Cartagena.

Los perros, una medida disuasoria

Alertas por bombas, incidencias relativas a la intrusión de personal no autorizado o con documentación falsa son las amenazas más latentes a las que hace frente la fuerza de protección de la Armada, uno de los tres componentes de la fuerza de infantería de marina, cuyo ámbito de actuación se extiende a todo el archipiélago.

Esta unidad también cuenta con dos miembros de cuatro patas: Rex y Cros, que representan una parte fundamental de la unidad y han vivido el ejercicio con la misma tensión que una situación real.

«Los perros también son una medida disuasoria, no sólo en seguridad de combate, sino también psicológica, en detección de drogas y explosivos», afirma el teniente Villena junto a los acompañantes caninos.

La actividad normal que desarrollan a lo largo del año incluye la realización de escoltas a personalidades de la Armada Española o extranjeras que se encuentren de visita en España, apoyos a fuerzas y cuerpos de seguridad del estado o embarque de equipos operativos de seguridad en buques de la Armada.

  • 1

    ¿Le parece necesaria la construcción en Agaete de un muelle más grande que el actual?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados