La Parada pregona la Ruta del Almendrero

24/01/2020

Canarias7 / Valsequillo

La Asociación Juvenil de La Parada del Rincón dará esta noche el pistoletazo de salida a las fiestas de la Ruta del Almendrero en Flor en Valsequillo con la lectura del pregón. Además, el colectivo recibirá la Almendra de Plata, máxima distinción que entrega el Ayuntamiento para reconocer a personas o asociaciones relevantes. Se le entregará también a 11 mujeres de La Barrera que llevan en las fiestas desde los años 70.

La Parada surgió en el año 2006, en el barrio del Rincón de Tenteniguada, a raíz de la unión de un grupo de jóvenes cuya idea era llevar a cabo un proyecto cultural y comunitario a través de la interrelación intergeneracional y del mantenimiento de las costumbres y tradiciones identitarias. Desde entonces, no ha perdido el espíritu para la que fue creada: promover la participación juvenil y mantener y salvaguardar la cultura popular canaria, de tal forma que las nuevas generaciones conozcan y participen de la etnografía del pueblo a través del intercambio generacional con los mayores.

Para ellos, recibir esta distinción es todo un orgullo, como ha señalado la vicepresidenta de la asociación, Tamara Hernández. Y señalan que desde que se lo comunicaron se pusieron manos a la obra para hacer un pregón distinto, cargado de emociones y sensaciones. En este sentido, Aridane Peñate, uno de los cofundadores de la asociación, anuncia que el pregón «reflejará esa vocación que tiene el colectivo por el teatro costumbrista». «Proyectaremos todo lo que somos, con la emotividad de ver reflejadas a las personas que han participado a lo largo de estos trece años en La Parada del Rincón y que han hecho posible este gran proyecto».

La Parada está integrado por más de una treintena de personas que configuran el grupo de apoyo para desarrollar determinados proyectos, a los que se suman centenares de participantes cuando llega la hora de materializarlos, como en el Día de las Tradiciones, al que asisten artesanos, músicos y bailadores del resto del archipiélago. Es un evento que se ha convertido en un referente insular y regional, un auténtico escaparate de canariedad donde los antiguos oficios y escenas cotidianas de antaño cobran vida para que las nuevas generaciones las conozcan.

Además, organizan terrazas de verano, salidas a las romerías de la isla, acampadas lúdico-formativas, jornadas culturales, intercambios entre islas y teatro y filmografía costumbristas. Ya el Gobierno de Canarias les otorgó el premio Joven Canarias.