La emisión del Cabildo, de 21,28 millones, tuvo solicitudes por casi 530

La oferta de deuda pública fue 25 veces inferior a la demanda

15/11/2017

La emisión de deuda pública del l Cabildo, por un importe de 21,28 millones de euros, recibió solicitudes por un valor de casi 530 millones en los tres días en que estuvo abierto el periodo de suscripción. Al final se colocó entre los 819 demandantes, asegurando un mínimo de 15.000 euros a cada uno.

/ Las Palmas de Gran Canaria

La demanda de la deuda pública del Cabildo de 2017 ha sido tal que habría podrido colocar en el mercado una cifra casi 25 veces superior a la ofertada. Y es que para suscribir los 21.282.000 euros emitidos se recibieron peticiones por un montante total de 529.837.000 euros de 819 solicitantes distintos. Cuatro estaban dispuestos a suscribir toda la emisión.

Adelantándose a la avalancha de demandantes de esta oportunidad para la colocación de fondos de la Reserva para Inversiones de Canarias (RIC), y con el ánimo de favorecer a las pymes y a los autónomos y de repartir su pequeña tarta, el Cabildo había previsto que cada peticionario tendría garantizado un importe mínimo de 15.000 euros. Así repartió los primeros 12.285.000 euros de la emisión, colocando el resto (8.970.000 euros) mediante prorrateo.

El consejero de Hacienda, Pedro Justo, destaca que la emisión de 2017 ha sido «un éxito» porque «el mercado necesitaba esta válvula de escape» para obtener los beneficios fiscales de la RIC. Las empresas reducen así en un 90% el pago del Impuesto de Sociedades, y los autónomos se ahorran el 80% del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). La deuda pública del Cabildo ha sido «una salida alternativa para no tener que devolver dinero al Ministerio de Hacienda» y evitar que tales fondos acaben en las arcas del Estado.

Justo explica que de no haberse garantizado un importe mínimo a cada solicitante, elevado de 5.000 a 15.000 euros en la emisión de este año, el Cabildo habría colocado toda la deuda «en 5 minutos», dado que en las primeras horas del primer día de la suscripción, que fue del 6 al 8 de noviembre, se recibieron solicitudes por un importe superior a los 300 millones.

El importe íntegro de la emisión se destina a inversiones recogidas en el presupuesto en vigor y entrará en las arcas insulares este viernes 17 de noviembre, justo el día en que vence la deuda pública cubierta en el ejercicio de 2012.

El Cabildo no hacía una emisión desde 2014, por lo que esta es la primera del mandato, y pretende obtener el visto bueno del Ministerio de Hacienda para repetirla en 2018 y en 2019. De hecho, Justo adelanta que figurará en las cuentas del año que viene que ya está dibujando, por un importe de 24.175.000 euros. En las del ejercicio siguiente el valor de la misma se elevaría más del doble, hasta los 53 millones cubiertos en 2014.

duplicadas. Aunque el recuento inicial de los solicitantes de la deuda pública del Cabildo fue de 907 interesados en suscribir los títulos, con un precio de 1.000 euros, la depuración de la lista redujo la cifra de demandantes a los 819 entre los que fue repartida finalmente la emisión. La diferencia obedece a que algunos solicitantes presentaron oferta a través de distintas entidades financieras, detalla el consejero de Hacienda.