La Heredad se queda sin agua de regadío

24/08/2019

La finca del Barranco del Andén o de La Virgen propiedad de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas se ha visto muy dañada por el fuego. Sus seis pozos han quedado inutilizados y es imposible dar suministro a 320 agricultores de la zona

ETIQUETAS:

La Heredad de Aguas de Arucas y Firgas se ha visto seriamente afectada por el incendio. Las llamas también han dejado huella en la finca de 400 hectáreas del Barranco del Andén que surte de agua de regadío a 300 agricultores. Por ello el presidente de la centenaria institución, Yeray Hernández, ya ha pedido ayuda al Consejo Insular de Aguas, así como una reunión urgente con el consejero insular Miguel Hidalgo. Por el momento, se están cuantificando los daños, pero todo hace presagiar que la situación no estará superada antes de un mes. Además, la finca de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, sita en el Barranco de la Virgen o del Andén, no se encuentra en condiciones de seguridad para ser visitada, por lo que «se prohibe estrictamente el acceso» a la misma, «tanto a pie como en cualquier medio de transporte».

El patrimonio natural damnificado es «amplio y rico», pero también están afectados los seis pozos con que cuenta la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas que se encuentra en su interior. Los pozos, según informa Yeray Hernández, se encuentran «inhabilitados debido a los daños ocasionados por el fuego, así como la red de canalizaciones utilizada para su distribución». La extracción de agua de dichos pozos está destinada al riego de fincas situadas en los municipios de Arucas y Firgas, aproximadamente unas 950 hectáreas de cultivo, repartidas en torno a 320 agricultores. El 67% de esta superficie está destinada al cultivo de plátano, mientras que el 33% restantes es para frutales y otros cultivos.

«Las primeras valoraciones indican que se ha perdido monte bajo, por suerte la masa forestal no ha sido tan afectada». Pero el fuego ha dejado huella en las casas situadas en el interior de la finca, así como en la red de canalización que distribuye el agua, muy preciada y solicitada sobre todo en los meses de agosto y septiembre. En palabras del presidente de la Heredad, «el riego está afectado y tenemos un gran problema». Ya se ha informado a los agricultores de la situación y se espera la ayuda del Cabildo de Gran Canaria a través del Consejo Insular de Aguas. «Estamos corriendo lo más que podemos para solucionarlo, pero creemos que no será antes de un mes porque tenemos tuberías quemadas», en algunos tramos más de dos kilómetros. Así pues, en estos momentos la paralización de los pozos supone que la Heredad carezca de agua para suministrar a los agricultores.

Afectados los pozos y la red de distribución

La Heredad de Aguas de Arucas y Firgas cuenta con una finca de 400 hectáreas en el Barranco del Andén, que suministra agua de regadío a unos 320 agricultores. El reciente incendio ha afectado a la zona gravemente, de tal manera que queda prohibida la entrada al lugar. Pero lo más urgente para la Heredad es solucionar el suministro de agua, que por el momento es imposible dado que están afectados sus pozos. Por ello el presidente de la institución, Yeray Hernández, ha pedido ayuda al Cabildo y una reunión urgente con el consejero Miguel Hidalgo, de quien depende el Consejo Insular de Aguas.