La compra de Amurga no se suspende

06/02/2019

El Gobierno insular rechaza la suspensión del acuerdo defendida por PP, Unidos, Podemos y CC. El PSOE vota en contra por la «escrupulosa legalidad» de la operación. Un correo interno desvela un intento de compra directa del suelo en 2016.

La compra de 4,66 millones de metros cuadrados en Amurga por 4,06 millones de euros a 22 personas entre las que están la esposa de Román Rodríguez, presidente de NC, y sus cinco hermanos sigue adelante. Los 13 votos de la oposición fueron insuficientes para instar al Consejo de Gobierno Insular a suspender la operación. El PSC, que la ha criticado por boca de su candidato a presidir el Cabildo en mayo, Luis Ibarra, rechazó la propuesta por la «escrupulosa legalidad» del procedimiento.

El Gobierno insular impuso su mayoría en el pleno extraordinario que debatió si la compra de Amurga debe paralizarse por las irregularidades que PP, Unidos, Podemos y CC ven en la operación. El vicepresidente primero, Ángel Víctor Torres, desinfló sus expectativas de una posible división del voto con NC que frenara la operación al sostener que, después de repasar con Ibarra el expediente durante el fin de semana pasado, «no hay ningún fallo» en la tramitación. «Lo digo yo y el candidato del PSOE», contestó a bote pronto a un chascarrillo del PP. No se dan, explicó, ninguno de los tres supuestos precisos para suspender el acuerdo: ningún interesado lo ha impugnado, nadie ha pedido medidas cautelares judiciales y no existen informes que sustenten una revisión de oficio.

El presidente, Antonio Morales, cerró el debate manteniendo que «existe una presión real de oposición a que Amurga sea pública» desde la creación de la red de espacios naturales protegidos de Canarias en 1987, y que son terrenos «absolutamente necesarios» que aportarán «un espacio de calidad». Cuestionar sus valores ambientales es una «irresponsabilidad absoluta de la derecha más retrógrada», dijo. Sobre el representante de los vendedores, Victoriano González Rodríguez, cuñado del líder de NC y exinterventor en el Consistorio de Santa Lucía de Tirajana y la Mancomunidad del Sureste, precisó que «hace ocho o diez años que no le veo ni hablo con él, desde que se jubiló».

Para el consejero de Hacienda y responsable de Patrimonio, Pedro Justo, el expediente «es perfecto». Según resaltó, «cualquiera pudo presentar ofertas en el procedimiento restringido» para compra de fincas en zonas preferentes, anunciando al finalizar el pleno la presentación de una demanda civil en los juzgados solicitando al periódico La Provincia la retractación de una información sobre los informes técnicos en los que se basa la adquisición de Amurga.

El portavoz del PP, Carlos Ester, solicitó que la compra se suspenda «para arrojar luz» y una revisión de oficio del acuerdo «por afinidad manifiesta». Debe frenarse, indicó, porque «es un traje a la medida» en el que los consejeros del PSOE «son colaboradores necesarios».

José Miguel Bravo de Laguna, portavoz de Unidos, apeló al deber de abstención «por amistad íntima» de los consejeros de NC que aprobaron la compra y resaltó que el mismo suelo se ofreció a 35 céntimos por metro cuadrado, a 45 y a 78, fijándose el valor medio de compra en 87.

El portavoz de Podemos, Miguel Montero, desveló un correo electrónico de agosto de 2017 que cita un «pantallazo» de la fiscalización negativa a la compra directa, de 30 de agosto de 2016. La compra, destacó, «no es ética» y sí «dañina para la izquierda».

Fernando Bañolas, consejero de CC, sostuvo que la operación se confeccionó cuando Intervención frustró en 2016 la compra directa, instó al PSOE a «dejar de mirar para otro lado» y dijo que «nadie se cree que todos los responsable de NC» ignoraran que la mitad del suelo es de la familia política de Román Rodríguez.

  • 1

    ¿Los desvíos de tráfico por El Sebadal y el Acuario acabarán con los atascos en la salida del Puerto de La Luz?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados