Ingenio da vida al gran musical

13/12/2018

El cantante y actor Mingo Ruano interpreta al tiránico capitán de la gran producción ‘El polizón’ que se representa este viernes y el domingo en el Centro Cívico de Carrizal

ETIQUETAS:

Mingo Ruano es uno de los actores canarios más reputados de la escena de Canarias. Involucrado en el reparto del gran musical El polizón que será estrenado en el Centro Cívico de Carrizal de Ingenio los próximos días 14 y 16 de diciembre, estrenará a la semana siguiente Alceste, la obra de Galdós que se representa en el teatro Cuyás por vez primera desde su puesta en escena en Madrid en 1914 con la gran María Guerrero como protagonista. En el montaje de gran formato que produce la Sociedad Musical Villa de Ingenio, Ruano encarna a Don Pedro, el tiránico capitán del buque Arado, un hombre que tripula con mano dura e inflexible una nave a bordo de la que también viaja la mujer de la que está enamorado, pero cuyo afecto también disputa un joven violinista que viaja clandestinamente en su barco y que amenaza con sublevar a su tripulación contra sus métodos autoritarios.

Ruano confiesa que no le ha costado asumir el incómodo papel del despótico malo de esta historia de superación y amor que ha escrito el maestro José Buceta y que dirige la cubana Yanara Moreno. «Don Pedro es un ser con poca inteligencia emocional que ha crecido por y para el trabajo y cuya vida solitaria se acomoda tripulando jerárquicamente su barco. Intransigente y autoritario, es claramente el malo de este musical. Lo bueno de interpretar personajes que están tan perversos y alejados de tu espíritu es que te ayuda de alguna manera a sacar esa parte oscura que todos tenemos dentro», señala el actor. «Los personajes malos siempre dan mucho juego porque te obligan a trabajar con una energía intensa, aunque confieso que soy mucho más tolerante y transigente que el capitán que interpreto».

Matices. Buena parte de las escenas de El polizón las comparte sobre el escenario con Saray Castro (la joven Dolores) y Rubén Pérez (Juan, el violinista) que le permiten frecuentar los múltiples matices de las zonas oscuras que posee su personaje. Ruano como actor y cantante no es la primera vez que se enfrenta a un musical (su último fue Perdona bonita pero Lucas me quería a mí) si bien el registro lírico de su nuevo compromiso no es de los más frecuentes en su ya rica trayectoria. «El 95% del montaje es cantado y el libreto tiene tintes de opereta o zarzuela. Los personajes se comunican cantando. Por ello nos hemos sometido a un entrenamiento desde el pasado mes de julio. Es todo un reto y una responsabilidad porque hacía años que no me enfrentaba a un musical cien por cien musical», reconoce.

Mingo Ruano define El polizón como una gran producción no solo por la dimensión que cobra el montaje cuya escenografía firma Carlos Santos, sino por el notable número de actores, músicos y figurantes que toman parte en la obra. «Es una apuesta muy respetable y ejemplar que propone la Sociedad Musical Villa de Ingenio con la que presenta su propia marca, que tras la ópera Candelaria de 2016, consolida una línea de sinergias de producción rentable en el contexto de las artes escénicas de Canarias», agrega.

El actor cree que el público no debería perderse El polizón porque «cuenta una historia con la que se identificará al tratar temas que nos conmueven. El amor vence por encima de todo, pero también el coraje, el afán de transformar los pequeños mundos que nos rodean, el deseo de la vida... y cuando creemos y amamos lo que deseamos puede que seamos capaces de alcanzar nuestros sueños», subraya. «Ahora que vuelven a surgir tendencias políticas que postulan la intolerancia deberíamos recordar cuánto hemos luchado por tener un estado de derecho que respeta nuestra libertad de pensamiento. En la sociedad estamos divididos. Luchamos contra las etiquetas, pero estamos etiquetados. Sigue existiendo la política opresora y sigue existiendo la necesidad de libertad del ser humano por encima de las doctrinas religiosas y morales conservadoras».

Pasajes corales.

Integrada por doce escenas las tramas de El polizón se entrecruzan, destacando en el montaje los pasajes corales. Si tiene que quedarse con dos de ellas recuerda el primer encuentro del capitán con Dolores y el instante en que la protagonista cuenta en un aria sus intenciones de rebelarse ante el poder del comandante.

Descubrimiento.

«No conocía el trabajo de Buceta y ha sido todo un descubrimiento. Su libreto posee una belleza musical rica, muy emotiva y única, porque unifica muy bien los diferentes matices de cada uno de los personajes”, concluye Mingo Ruano.

Entradas.

Las últimas entradas que quedan de El polizón pueden adquirirse en la página de venta online www.entrees.es a 10 euros. También dos horas antes del inicio del espectáculo podrán comprase en la taquilla del centro.

  • 1

    ¿Cree que el Gobierno canario debe acelerar la obra de la carretera El Risco- Agaete?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados