El radiotelescopio de Artenara, a contrarreloj pero avanzando

04/03/2019

La instalación prevista en la Cruz de Acusa debe estar acabada en 2019. El Instituto Geográfico Nacional tiene ya el informe de compatibilidad con el planeamiento municipal, ha hecho más catas y ha pedido licencia para poner el pedestal. Las piezas están almacenadas en el Puerto de La Luz y de Las Palmas

El radiotelescopio proyectado en Artenara para contribuir al análisis de los movimientos de la corteza terrestre camina a contrarreloj. Dispone hasta el 1 de enero de 2020 para estar montado en la cumbre de Gran Canaria con fondos europeos y aunque todavía no ha movido una piedra y no podrá hacerlo en los meses de nidificación de la avifauna local, desde marzo hasta agosto, el promotor, el Instituto Geográfico Nacional (IGN), continúa dando pasos adelante para hacer realidad esta instalación de la Red Atlántica de Estaciones Geodinámicas y Espaciales (RAEGE).

De momento el IGN ya ha obtenido del Consistorio cumbrero el informe de compatibilidad del radiotelescopio con el planeamiento municipal, las Normas Subsidiarias, necesario para completar la documentación que le permita licitar el montaje e instalación del gigante de 13,2 metros de diámetro y 17,8 metros de altura en la parcela de 32.000 metros cuadrados de la Cruz de Acusa seleccionada para ello y cedida por el Cabildo. En principio, según han comunicado al Gobierno municipal, pretende iniciar los trabajos en septiembre.

También le ha solicitado la licencia municipal para instalar el pedestal que sostendrá el radiotelescopio. El presupuesto es de 106.000 euros. Mientras, continúa completando el proyecto de obra de la sala de control, en fase de redacción. De hecho el fin de semana pasado se llevaron a cabo nuevas catas en el suelo elegido para afinar su composición geológica. En principio, el IGN espera tener el proyecto de la sala de control en dos meses.

Las fuentes consultadas destacan, como garantía de ejecución del proyecto, que el radiotelescopio ya se encuentra físicamente en Gran Canaria, desmontado en piezas en una nave del Puerto de La Luz y de Las Palmas.

La estación de Artenara es una de las 40 previstas en los cinco continentes para medir el cambio climático y forma parte de los cuatro radiotelescopios de alta precisión, dos en España y dos en Portugal, de la red atlántica para estudiar procesos como la variación del nivel del mar o la generación de terremotos. De hecho, será una de las tres estaciones que vigile la placa tectónica africana.

Para decidir su ubicación concreta en la isla, tras descartase las cuatro islas occidentales del archipiélago al ser más jóvenes geológicamente y Lanzarote y Fuerteventura por su baja altitud, se estudiaron ocho posibles localizaciones optándose finalmente por el cruce de Tamadaba de la carretera que une Artenara con La Aldea. El lugar elegido dispone de un cielo limpio y despejado sin interferencias radioeléctricas, está a más de mil metros de altitud y el terreno es de un material muy estable.

Con una inversión de 6 millones de euros en total, la sala de control de la infraestructura que colocará a la cumbre grancanaria en el mapa científico mundial tendrá unos 250 metros cuadrados de superficie y se mimetizará sobre el terreno, quedando semienterrada en una vaguada. En ella trabajarán varios científicos. Contará además con un edificio para albergar el gravímetro y un inmueble auxiliar para equipos de transformación y alimentación eléctrica.

La localización se ubica en un área protegida por la Red Natura 2000 de la Unión Europea (UE). Antes del inicio de las obras el IGN tendrá que obtener el visto bueno del Cabildo al diseño del viario interior y al sistema de depuración de las aguas grises de sus aseos, entre otros condicionantes.

  • 1

    ¿Le parece suficiente el millón de euros aprobado por el Consejo de Ministros para ayudar a las zonas afectadas por los incendios del verano en Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados