Caideros, todavía con el susto, recupera poco a poco los servicios básicos

23/08/2019

El Ayuntamiento de Gáldar abrirá hoy en Caideros, a partir de las 09.00 horas, la Oficina Municipal para que los vecinos, sobre todo ganaderos y agricultores, registren los daños que les ha provocado el incendio en sus propiedades.

patricia vidanes / caideros de gáldar «Aquí nos salvó la UME». Así de categórico se muestra José de la Cruz Mendoza, Pepe Torres, el de Caideros, para todos. Y es que según los vecinos de las medianías y los altos de Gáldar, lo que se vivió días atrás en la zona no se había visto nunca. El fuego que ha tenido en vilo a toda Gran Canaria rodeó estas bellas y verdes tierras, de donde salen los mejores quesos de la isla gracias a sus pastos, sustento del ganado de donde sale la mejor materia prima que luego trabajan sus gentes. Precisamente el estado de los animales, más que de las casa, era la gran preocupación de muchos vecinos hasta ayer. Una vez retornados, tras pasar varios días en el albergue municipal de Gáldar o casas de familiares, los lugareños comprobaron que la inmensa mayoría de las cabras, ovejas, gallinas y demás animales estaban en perfecto estado. La carpa de Caideros, donde se celebra la tradicional Fiesta de La Lana desde hace unos años, daba cuenta ayer del paso de los rebaños. Como cuenta Pepe Torres, «hubo que resguardar el ganado dentro, para que no se quemase». Ahora están a la espera de que operarios municipales los ayuden a limpiar los excrementos que se cuentan por cientos. «El mes que viene tenemos una boda aquí».

Mientras, los vecinos de Caideros van poco a poco tomando el pulso a la nueva realidad, intentando que los angustiosos días vividos no sean más que cosa del pasado. Pero aún restan días para que eso sea así.

Muchos están sin agua de abasto, sin electricidad, y la inmensa mayoría sin internet ni teléfono. «El fuego arrasó todo», comenta un operario de una compañía de telefonía, manos a la obra ayer. El cobre se fundió, se vieron afectadas torretas y en la zona, donde la cobertura normalmente tiene sombras, era inexistente en la jornada pasada. Pero con paciencia, que eso no le falta a las gentes de las medianías galdenses, los vecinos confiaban en que el problema se solucionase pronto. A su vez, los operarios del Ayuntamiento de Gáldar arreglaban ayer conexiones de agua, dañadas también, y los de carreteras se afanaban por limpiar cunetas y quitar del asfalto los restos del incendio en forma, sobre todo, de cañas quemadas.

Con todo, coinciden en Caideros en que la desgracia pasó cerca, pero por suerte no fue lo que pudo haber sido. «El fuego lo rodeó todo; escapó el cementerio no se sabe cómo». Lo mismo la carpa, el Museo de La Lana o las mismas casas, hasta cuyas puertas llegaron las llamas, según se contaba al ver la tierra quemas, la cañas y piteras, algunas plantaciones. También hay a quien se le murieron algunos animales, pocos, pero los justos.

Sea como sea, en Caideros por ahora no se habla de otra cosa, y el supermercado de Paco López es testigo de esas conversaciones a pie de caja. «Ha sido muy duro, no esperábamos este desastre», dice Pepe Torres, que enseguida levanta el ánimo y afirma categórico que de esta se repone el pueblo sí o sí. En Caideros, donde ayer el aire era caliente y cuya tierra aún humeaba, espera que las lluvias del otoños lleguen pronto y devuelvan el verdor.

  • 1

    ¿La playa de Las Canteras debería tener una zona nudista?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados