Aquellos veranos en Gran Canaria

17/07/2019

Desde el «boom turístico» de las décadas pasadas, lugares, no solo turísticos, sino también de goce y disfrute para los isleños, como Maspalomas, han cambiado radicalmente. Lo que antes estaba desierto ahora se ha convertido en una imagen llena de masas. Así, edificios como el Hotel Metropol han dejado de hacer su función.

El turismo en la isla ha tenido diferentes fases. La primera se puede ubicar desde finales del siglo XIX hasta la década de los 50 del siglo XX. Una etapa caracterizada más bien por el turismo de élite.

Sin embargo, durante la segunda fase, especialmente desarrollada a partir de los años 60 comienza «el boom turístico». Al sur de Gran Canaria se inició el proyecto Maspalomas Costa Canaria que le daría a la zona la importancia y el esplendor que actualmente tiene. El Conde de la Vega Grande, Alejandro del Castillo, convocó el «Concurso Internacional Maspalomas-Costa Canaria» , que ganó una empresa francesa y supuso la urbanización del sur de la isla. Aunque este no pudo desarrollarse por fases como estaba previsto por el boom que alcanzaría el turismo en tan solo una década. Este tipo de turismo de sol y playa dejó de crecer a partir de la crisis del petróleo en 1973. Pero esto no evitó que, ahora, Maspalomas ya no tenga nada que ver con lo que era antes.

El «segundo boom turístico» llegó después de la crisis energética que afectó a todos los sectores de producción, excepto al terciario. De ahí en adelante, se empezaría a demandar nuevos modelos de turismo, el rural, de congresos, el ecológico...

Aquellos veranos en Gran Canaria
Siglo XIX

Antes de la construcción del popular Hotel Santa Catalina, también hubo otras edificaciones de este tipo, aunque ya no tienen el mismo uso ni fachada, como el Hotel Metropol, en 1889. Este se ubicaba en lo que hoy en día se conoce como las oficinas municipales del Metropol. En un principio solamente iba a ser una «casa de recreo», según la petición de licencia del inglés James Pinnoch.

Hotel Metropol, 1900
Hotel Metropol, 1900

La ilustre escritora Agatha Christie fue una de sus huéspedes entre la década de los años veinte y treinta del siglo pasado. De hecho, en la fachada trasera de los servicios centrales del Ayuntamiento se puede apreciar una placa que recuerda el paso de su estancia. «En esta casa siendo el viejo Hotel Metropol, residió durante largas temporadas la famosa escritora Agatha Christie, autora de numerosas novelas de intriga y misterio, cuyos efectos perduran aun en estos muros».