A las playas, mejor con mascarilla y gel

23/05/2020

Gobierno canario y ayuntamientos pactan pautas para el uso de las calas. Queda a criterio de cada consistorio si limita o prohíbe la práctica deportiva y el uso de iglús y hamacas. Podrán controlar el aforo con horarios o sectorizando la arena

Ya es oficial. Canarias entera entrará en la fase 2 y podrá remojarse, tomar el sol y practicar deporte a partir del lunes en sus más de 1.000 playas y zonas de baño. Pero la gente no podrá disfrutarlas como antes. No por culpa de la covid-19. Hay que mantener cierta precaución. Con ese fin, Gobierno canario y ayuntamientos (Fecam) han pactado unas pautas generales entre las que destacan la conveniencia de que se vaya con mascarillas y gel y la posibilidad de fijar horarios o sectores en el uso de las playas para garantizar la distancia «entre personas mayores o unidades familiares» (de recurrirse a horarios, aconseja respetar los fijados hasta ahora para los mayores de 70 años). También abre la puerta a que se limite la práctica deportiva colectiva o el uso de iglús o cortavientos, hamacas o colchonetas. En todo caso, buena parte de estas medidas dependerán de lo que regule cada ayuntamiento en su municipio.

Montserrat Román, de la Subdirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno canario, apunta otras directrices que sí tienen carácter general y que habrán de cumplirse, como la de «mantener una distancia de seguridad de dos metros entre personas que no sean de la misma unidad familiar o de convivencia»; colocar todos los objetos dentro de la zona de seguridad; «seguir las instrucciones establecidas y prestar mucha atención a los mensajes acústicos y visuales» (por ejemplo, si el aforo se completa); «seguir las indicaciones que el personal de vigilancia dé a pie de cala»; y respetar el color de la bandera que ondee.

Otras recomendaciones, en cambio, dependerán de lo que decida cada ayuntamiento, que deberán definir, entre otras cosas, «si se permite o no la práctica de actividades deportivas colectivas», si mantienen precintadas las zonas y artilugios de uso común como baños públicos, duchas y lavapiés, si dejan usar iglús o cortavientos, hamacas o colchonetas, o si organizan la estancia en las playas mediante horarios o sectorizando zonas.

Pero, al margen de estas pautas, Román subraya que será clave que el ciudadano actúe con responsabilidad, lo que conlleva respetar las normas, no dejarse en la playa guantes ni mascarillas y, por supuesto, no acudir con síntomas de covid-19.

Por lo pronto, según Efe, las únicas indicaciones a nivel nacional, redactadas por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), recomiendan fijar el aforo de bañistas y las actividades que podrán realizar, delimitar la zona de hamacas y sombrillas y ordenar un control para su uso, y disponer de un plan de evaluación de riesgos para prevenir contagios por la covid-19 que garantice la distancia entre los ubicados a pie de orilla y los que pasean.

De 10.00 a 20.00 en Mogán

Mogán ha sido de los más tempraneros y ya anunció este viernes las normas de uso de sus playas. A partir del lunes, los que deseen disfrutar de ellas deberán hacerlo entre las 10.00 y las 2000 horas. Los accesos serán limitados para controlar el aforo y será obligatorio mantener la distancia de seguridad interpersonal de al menos 2 metros.

Los usuarios no podrán practicar juegos con raquetas, pelotas, frisbi y otros similares. Tampoco se podrán instalar senadores ni mesas y sillas, ni usar las duchas o lavapiés. Se prohibirá el uso de hinchables. Si la gente no colabora, no descarta sectorizar las playas.