3.780 personas esperan por una plaza en un centro de día o una residencia

19/10/2019

El PP preguntó por la lista de espera al IASS, que depende del Cabildo

G.F. / las palmas de gran canaria

Unas 3.780 personas esperan por una plaza en un centro de día o en una residencia en los recursos sociosanitarios de que dispone el Cabildo de Gran Canaria. Estos son los datos oficiales que aportó al PP el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), que depende de la institución insular y que tiene encomendada la gestión de esos servicios residenciales y diurnos para las personas que se hallan en situación de dependencia, sean mayores o con discapacidad física o intelectual.

De esos 3.780 demandantes, 2.803 cuentan con Programa Individual de Atención (PIA), por lo que ya han sido reconocidos por el Gobierno de Canarias y han sido incorporados a las listas de reserva. En este caso, las listas de espera con el PIA reconocido se estructuran de la siguiente manera: hay 1.239 mayores que están en el listado de reserva para el servicio de atención residencial; 347 personas también mayores que esperan por una plaza en los servicios de atención diurna de cuantos gestiona el Cabildo; otras 558, ya sean mayores, con discapacidad o usuarias de salud mental, que solicitan la posibilidad de acceder a un servicio de teleasistencia y que ya se les ha reconocido el derecho; y, finalmente, otras 347 personas mayores, 180 con discapacidad y 132 con patologías de salud mental que están en la cola para que se les preste algún servicio de promoción de la autonomía personal.

SIn PIA. Por su parte, los demandantes en situación de dependencia que no tienen el PIA reconocido, según las cifras aportadas por el PP en el Cabildo, vienen a ser 977. O al menos son personas por las que al IASS no les constan los PIAs. 235 personas con discapacidad aspiran a una plaza residencial, 70 para una en un centro de día, 91 del área de salud mental para alojamiento en pisos y pensiones, 73 también de salud mental para miniresidencias y otras 508 que esperan por una valoración por la vía no ordinaria para un recurso residencial.